Un patrullero incendiado, símbolo de las fuertes protestas.
Un patrullero incendiado, símbolo de las fuertes protestas.
HUBO SAQUEOS Y DISTURBIOS EN VARIAS CIUDADES

No cesa la violencia en EE UU por el crimen de George Floyd

Fue la jornada de protesta más significativa en el país en medio siglo. Gobernadores tuvieron que salir a reclamar la presencia de la Guardia Nacional para frenar el caos.

Medio centenar de grandes ciudades norteamericanas fueron escenario de violentos disturbios y represión policial en protestas por el crimen del afroamericano George Floyd, asfixiado por un policía blanco, mientras los gobernadores de una docena de estados evalúan la movilización total de la Guardia Nacional.
Las autoridades decretaron el toque de queda nocturno en un total de 25 ciudades de 16 estados de EE.UU., entre ellas Mineapolis, epicentro de las protestas raciales y de los disturbios, donde el gobernador de Minnesota, Tim Walz, anunció que se ha ampliado por un día más. Por su parte, el presidente Donald Trump dijo que EE.UU. designará como organización terrorista al movimiento de extrema izquierda Antifa (abreviatura de ‘antifascista’), al que ya responsabilizó previamente por los disturbios.
La muerte del ciudadano afroamericano en Mineapolis durante una detención desató en Estados Unidos una ola de protestas, enfrentamientos y disturbios que se extendieron por todo el país en horas de caos, que concluyó con cientos de detenciones, represión policial, incendios y múltiples toques de queda en las principales ciudades del país. Tal vez el más complejo escenario racial de los últimos 50 años.
Pese a que el policía Derek Chauvin fue imputado por el asesinato las protestas continúan creciendo, e incluso se replicaron en Berlín y varias ciudades europeas. El abogado de la familia de Floyd, Benjamin Crump, sostuvo en declaraciones a la cadena CBS que no comparte el cargo de homicidio simple con que se imputó a Chauvin, exonerado de la fuerza y preso actualmente, ya que a su criterio se trató de un “asesinato premeditado”.
“Creemos que tenía la intención... mantuvo la rodilla sobre el cuello de un hombre que rogaba respirar durante casi nueve minutos y casi tres minutos después de que perdió el conocimiento. No entendemos cómo no es un asesinato en primer grado”, dijo Crump.
Hasta el presente se reportaron dos muertos relacionados a las protestas que se iniciaron el miércoles, uno ese día en Minneapolis, y el segundo, el viernes en Detroit
En paralelo, las autoridades investigan si la muerte a tiros de un agente federal en Oakland (California), tiene relación con las protestas. En las últimas horas, una decena de gobernadores solicitaron públicamente la intervención de distintas fuerzas para intentar contener los disturbios.

COMENTARIOS