Los sistemas de salud quedaron desbordados por la rápida expansión de la pandemia.
Los sistemas de salud quedaron desbordados por la rápida expansión de la pandemia.
AVANCE DE LA PANDEMIA

El coronavirus paraliza al mundo

Hay más de 607.000 contagios confirmados y son más de 28.000 las víctimas fatales del virus, que se expandió por 176 países.

La pandemia de coronavirus alcanzó otro hito al superar los 607.000 infectados en todo el mundo, tras un nuevo aumento de casos en Europa y Estados Unidos y con los gobiernos alrededor del planeta preparados para una larga pelea contra la enfermedad.
La nueva marca llega solo dos días después de que la cifra de casos globales superara el medio millón, según el recuento de la universidad Johns Hopkins, lo que refleja el trabajo que aún falta realizar para desacelerar la propagación del virus surgido en China hace casi cuatro meses.
Los infectados a nivel mundial sumaban más de 607.000 y los muertos más de 28.000, de acuerdo a Johns Hopkins. Mientras que Estados Unidos lidera ahora en infecciones confirmadas, con más de 104.000, cinco países exceden las 1.700 muertes: Italia, con más de 9.000; España, con más de 6.500; Irán, con más de 2.500, y Francia, con más de 1.900.

Más de 10.000 muertos en Italia
Con 889 muertes en las últimas 24 horas, Italia alcanzó ayer sábado los 10.023 fallecidos por coronavirus, aunque registró una baja importante en los nuevos contagios. "Lamentablemente fallecieron 889 personas y hubo 3.651 nuevos casos de coronavirus", anunció en conferencia de prensa el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli.
Así, los números muestran una leve baja respecto de las víctimas informadas el viernes (919) y un importante descenso con respecto a los 4.401 nuevos contagiados informados el jueves. Una vez más, la región Lombardía encabezó la cantidad de víctimas mortales, con 524 muertes en 24 horas, luego de las 541 registradas ayer.
Según Borrelli, los casos positivos actuales son 70.065, aunque el funcionario ya había planteado días atrás que "es verosímil" que la cifra real de infectados sea hasta diez veces superior al registrado oficialmente.
Tras conocerse las nuevas cifras, Conte anunció un plan económico para volcar 4.300 millones de euros en las localidades italianas y un programa de otros 400 millones para ayudar a las personas en dificultad en las compras de productos básicos.
Con el foco contenido por el momento en el norte, donde se registran cerca del 85% de los casos, el Gobierno italiano expresó su temor a que las medidas contra el Covid-19 que paralizaron el territorio provoquen revueltas y saqueos en el sur del país, luego de que en las últimas horas un supermercado siciliano fuera tomado por asalto por personas que quisieron salir sin pagar con los carros de compras llenos.
"Tengo miedo de que las preocupaciones que están atravesando largas franjas de la población por la salud, el sueldo y el futuro se transformen en rabia y odio si perdura la crisis", planteó el ministro para el Sur, Giuseppe Provenzano. "Hay áreas sociales y territoriales expuestas a cualquier aventura", advirtió, en medio de las medidas de cierre de toda industria no esencial que el premier Giuseppe Conte dispuso hasta por lo menos el 3 de abril y que ya confirmó que prorrogará esta semana. "Hay que actuar rápido, está en riesgo el orden democrático"; planteó el ministro.

España endurece el aislamiento
La pandemia de coronavirus sigue desangrando a España, tras registrarse ayer sábado un nuevo récord de fallecidos en un día, 832 víctimas, que eleva el total de muertos a 5.690, mientras los contagios también se dispararon hasta superar los 72.000.
España sumó 8.189 nuevos contagios en las últimas 24 horas, una de las cifras más altas desde que comenzó la crisis sanitaria, y que sitúa el global de personas que resultaron infectadas a 72.248 personas, de acuerdo con los datos actualizados por el ministerio de Sanidad español. En cuanto a los fallecidos, el número no para de crecer, y por segundo día consecutivo, se rompe el récord diario, con 832 muertes.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció ayer sábado un endurecimiento de las condiciones del confinamiento al que está sometida la población española, paralizando todas las actividades no esenciales, coincidiendo con el inicio de la tercera semana de encierro por la pandemia de coronavirus. A partir del próximo lunes 30 de marzo hasta el jueves 9 de abril, los españoles no podrán salir más de sus casas a trabajar, excepto aquellos que desempeñen labores esenciales, algo que está permitido actualmente, además de poder ir a farmacias y supermercados.

Desborde en Estado Unidos
El número de casos conocidos de coronavirus en Estados Unidos superó la marca de 115.000, con más de 1.900 muertos, mientras el presidente Donald Trump decía ayer sábado que consideraba imponer una cuarentena sobre la región de Nueva York, muy golpeada.
Los médicos y enfermeros que luchan en la trinchera contra la pandemia reclaman más trajes de protección y material sanitario para hacer frente a las oleadas de pacientes que ya están empujando al límite la capacidad de los hospitales en focos del virus como la ciudad de Nueva York, Nueva Orleans y Detroit.
Trump dijo a los reporteros que podría ordenar la cuarentena en tres estados, Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, que en conjunto han registrado al menos 64.000 infecciones y 895 muertes.

COMENTARIOS