La enfermedad llegó a territorio europeo y ya se registró el primer caso mortal en París.
La enfermedad llegó a territorio europeo y ya se registró el primer caso mortal en París.
PRIMERA MUERTE POR CORONAVIRUS EN EUROPA

Falleció un turista chino en París

Provenía de la provincia de Hubei, epicentro de la enfermedad, y se encontraba internado en un hospital de la capital francesa.

El Ministerio de Salud de Francia confirmó ayer sábado la muerte de hombre de origen chino por coronavirus en un hospital de la ciudad de París, lo que constituye el primer fallecimiento por la enfermedad en el continente europeo.
El fallecido, un hombre de 80 años originario de la provincia de Hubei, había llegado a Francia el 16 de enero y, tras presentar los primeros síntomas, “fue hospitalizado con medidas estrictas de aislamiento el 25 de enero” en el hospital Bichat de París, explicó Buzyn. Su estado se había agravado tanto en los últimos días que se encontraba en reanimación. Su hija, que también se había infectado con Covid-19, se está recuperando y “debería poder salir próximamente”, agregó.
Es la primera muerte “fuera de Asia, la primera en Europa”, confirmó la ministra, según la cual cuatro pacientes ingresados en las pasadas semanas en Francia fueron dados ya de alta y seis más siguen hospitalizados, aunque su estado “no inquieta hoy por hoy”. Entre estos últimos se encuentran los cinco británicos contaminados en los Alpes con los que estuvo en contacto otro ciudadano británico residente en Mallorca que también resultó infectado.
Fuera de China se han detectado cerca de 450 casos en dos docenas de países y territorios. Cuatro de esas infecciones han resultado en muerte: una en Japón, otra en Hong Kong, una en Filipinas y ahora una cuarta en Francia.
En China, el número de víctimas mortales por la epidemia de Covid-19 alcanza ya las 1.523 personas después de que la Comisión Nacional de Salud de China informara ayer sábado de 143 nuevos fallecimientos, de los que 139 han ocurrido en la provincia de Hubei, el origen de la enfermedad. En total, desde el comienzo de la crisis se han contagiado 66.492 personas en China, de las que 11.053 se encuentran graves.
La ministra de Salud francesa subrayó la importancia de estar preparados para una posible expansión de la enfermedad y anunció que el próximo martes se reunirá con representantes de hospitales y de sistemas médicos de todo el país para analizar la situación y adoptar las medidas que se consideren necesarias. “Tenemos que preparar nuestro sistema de salud para afrontar una eventual difusión pandémica del virus y una circulación del virus sobre el territorio nacional”, dijo.

Penarán el ocultamiento de síntomas
Un tribunal chino advirtió que el ocultamiento "intencionado" de síntomas del coronavirus constituye un "delito criminal" que podría ser castigado con condenas que van desde los diez años de prisión hasta la cadena perpetua e, inclusive, la pena de muerte.
"En los casos más extremos, los culpables podrían ser sentenciados a diez años de cárcel sin revisión, cadena perpetua o incluso la muerte", dictaminó un tribunal chino, de acuerdo con información publicada por el diario oficial 'Beijing Daily', según indicó la agencia EuropaPress.
Allí, también se señaló que el tribunal entendió como agravante de este "delito criminal" la demostración de que "estas negligencias" contribuyen a la expansión de la enfermedad.

COMENTARIOS