Gente con barbijos en un shopping de Hong Kong, como prevención.
Gente con barbijos en un shopping de Hong Kong, como prevención.
INTENSIFICAN LAS MEDIDAS DE PREVENCIÓN

China busca desarrollar una vacuna contra el coronavirus

Investigadores sanitarios del país asiático empezaron a trabajar en un remedio contra la enfermedad, tras lograr aislar con éxito la primera cepa del patógeno.

China anunció ayer que ha empezado a desarrollar una vacuna con la que prevé combatir y derrotar al nuevo coronavirus causante de la neumonía de Wuhan, que hasta el momento se ha cobrado al menos 56 vidas entre los 2.047 contagiados diagnosticados en el país asiático.
Xu Wenbo, científico del Centro de Prevención y Control de Enfermedades, explicó en una rueda de prensa que los investigadores del organismo estaban trabajando en un remedio para la enfermedad “después de lograr aislar con éxito la primera cepa del virus”.
Según Xu, los investigadores del Centro usaron una secuencia genética de rápido rendimiento para identificar los patógenos un día después de recibir hace unos días las primeras cuatro muestras, procedentes de Wuhan, epicentro del brote, ciudad de 11 millones de habitantes y en cuarentena “de facto” desde el pasado jueves.
“Sigue casi todo cerrado. Algún supermercado abierto, con productos”, contó desde Wuhan Juan Pablo, un investigador uruguayo que quedó “atrapado” allí por las circunstancias. “No hay máscaras ni alcohol en ningún lado. No está permitido el transporte que no sea de emergencia y las ambulancias pasan para todos lados transportando pacientes”.

Evacuación de extranjeros
En tanto, Estados Unidos, Japón y Corea del Sur anunciaron que evacuarán a sus compatriotas “encerrados” en Wuhan en avión, mientras que Francia -primer país europeo en detectar casos de coronavirus en sus fronteras- también explora la posibilidad de hacerlo. Sin embargo, en algunos casos las condiciones de salida no están claras. Incluso algunas evacuaciones están planeadas hacia ciudades muy cercanas que es posible que sean cerradas próximamente. Por lo menos una decena de ciudades de la provincia de Hubei, de la que es capital Wuhan, se han sumado a la suspensión de los transportes, e incluso una de la provincia de Cantón: Shantou.
Y además, la Comisión Nacional de Sanidad de China aseguró que está intentando localizar a todas aquellas personas que se hayan ido de Wuhan en los últimos 15 días, antes de la suspensión del transporte.
“Estos residentes serán localizados, registrados y puestos en observación”, se indicó.

Nuevas medidas de prevención
China no quiere dejar un solo cabo suelto en el combate al coronavirus y ayer siguió ampliando las medidas de contención y prevención de la enfermedad, en un país en el que 30 de sus divisiones provinciales han elevado al máximo la alerta sanitaria.
Ayer, por ejemplo, se prohibió la venta de animales salvajes y vivos en mercados, supermercados, restaurantes o plataformas de comercio electrónico, ya que se cree que el brote se originó en un mercado - habituales en toda China- en el que se vendían animales de este tipo.
En la capital, donde hay más de medio centenar de infectados diagnosticados, todas las estaciones de metro (subte), de tren y de micro serán esterilizadas tres veces al día, así como los micros y vagones.
Además, para evitar más contagios, se suspendieron los servicios interprovinciales de micros en Beijing, Tianjin (noreste), en Xian (centro) y en la provincia nororiental de Shandong, mientras que Shanghai, que el sábado registró su primer muerto por coronavirus, cerró temporalmente la línea de tren que la conecta con la vecina provincia de Jiangsu.
También en Shanghai, Disneylandia decidió cerrar sus puertas desde ayer y hasta nuevo aviso, una medida que también adoptó la sucursal del parque temático en Hong Kong.
E incluso el Tíbet, única provincia que todavía no registró ningún contagio, cerrará como medida preventiva el Palacio Potala de Lasa para prevenir la propagación. Y aunque muchos chinos ven una incógnita al final de sus vacaciones del Año Nuevo lunar (que terminan oficialmente el próximo jueves), para las autoridades sanitarias -lejos de ser un problema-, este período de reunión familiar es una bendición.

Vacaciones en aislamiento
“China está en un momento clave para prevenir y controlar el brote de coronavirus”, dijo en una rueda de prensa Ma Xiaowei, director de la Comisión Nacional de Sanidad. “La semana de vacaciones del Año Nuevo lunar es el mejor momento para que tenga lugar un aislamiento y desinfección masivas”.
Después, el Gobierno tratará de asegurar que todos los trabajadores que volvieron a sus lugares de origen puedan retornar a las ciudades en las que están empleados “a su debido tiempo”. Aunque no hay un calendario de reaperturas para ninguno de los servicios de transporte suspendidos.
Hasta el momento, las cifras publicadas por la citada comisión indican que 52 de las 56 muertes tuvieron lugar en la provincia de Hubei, mientras que al menos 324 contagiados se encuentran en estado
grave y 49 pacientes han respondido con éxito al tratamiento y se han curado.

Más casos en el extranjero
Fuera de China, por el momento hay cinco casos en Estados Unidos, cuatro en Tailandia (dos de ellos curados), otros cuatro en Australia y el mismo número en Singapur y Malasia; tres contagios en Taiwán e igual número en Francia, Corea del Sur y Japón (uno curado). Asimismo, hay dos en Vietnam, uno en Nepal y otro en Canadá.
Los síntomas del nuevo coronavirus, denominado 2019-nCoV provisoriamente por la Organización Mundial de la Salud (OMS), son en muchos casos parecidos a los de un resfrío, pero pueden venir acompa- ñados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar).

COMENTARIOS