Una mujer increpa a un policía en Teherán durante una vigilia en memoria de las víctimas del avión.
Una mujer increpa a un policía en Teherán durante una vigilia en memoria de las víctimas del avión.
EL CONFLICTO EN MEDIO ORIENTE

Trump vuelve a advertir a Irán: “no maten a sus manifestantes”

Ratificó su apoyo a la gente que salió a protestar en el país islámico enojada por el derribo del avión ucraniano en el que murieron 176 personas. “EE UU está mirando”, dijo.

El presidente estadounidense, Donald Trump, pidió nuevamente ayer a Irán que no mate a los manifestantes descontentos por el derribo de un avión civil en la República Islá- mica, mientras su secretario de Defensa dejaba la puerta abierta a conversaciones con Teherán sin condiciones previas.
La advertencia de Trump se da en momentos en que el régimen iraní enfrenta en las calles el enojo de los manifestantes en un contexto de alta tensión entre Washington y Teherán. “A los líderes de Irán: NO MATEN A SUS MANIFESTANTES”, tuiteó Trump, advirtiendo que el mundo y “más importante, Estados Unidos, está mirando”.
La policía iraní dispersó el sábado manifestaciones estudiantiles en la capital en memoria de las 176 personas que murieron el miércoles cuando el ejército destruyó “por error” un avión comercial de una aerolínea ucraniana.
“Miles de personas ya han sido asesinadas o detenidas por ustedes”, se quejó Trump, haciendo referencia a las manifestaciones que comenzaron a mediados de noviembre en Irán y que ya dejan más de 300 muertos, según Amnistía Internacional.

Nuevas manifestaciones
Manifestantes iraníes desafiaron ayer una fuerte presencia policial para volver a protestar contra los días de negación del gobierno de su país sobre el derribo del avión ucraniano.
Varios videos publicados en internet mostraron a los manifestantes gritando consignas contra el gobierno y moviéndose a través de estaciones de subte, muchos cerca de la plaza de Azadi, en Teherán luego de que horas antes se convocara a la gente para protestar allí. Otros videos indicaron que protestas similares se llevaban a cabo en otras ciudades iraníes.
Policías antimotines con prendas negras y cascos se congregaron en los alrededores de la Universidad de Teherán y otros lugares emblemáticos. Miembros de la Guardia Revolucionaria patrullaban en motocicletas y agentes vestidos de civil recorrían la ciudad. La gente miraba al suelo al pasar deprisa junto a la policía, tratando de no llamar la atención.
Los iraníes han mostrado su indignación por el derribo del avión y las explicaciones engañosas de las autoridades ofrecidas tras la tragedia. También han expresado su dolor por los fallecidos, entre los que había muchos jóvenes con futuros prometedores que estudiaban en el extranjero.

Contexto difícil
El contexto bilateral es especialmente tenso después de la muerte del general iraní Qasem Soleimani en un ataque estadounidense el 3 de enero en Irak. El último miércoles, fuerzas iraníes lanzaron misiles sobre bases con soldados estadounidenses en Irak, sin dejar víctimas.
Pese a las tensiones, en una entrevista con la cadena CBS emitida justo antes de la publicación del tuit del mandatario, el secretario de Defensa, Mark Esper, dijo ayer que Trump aún está dispuesto a dialogar con los líderes iraníes “sin condiciones previas”.
Ayer, varios miembros de la administración Trump insistieron en que la información recopilada por la inteligencia estadounidense justificaba la decisión de matar a Soleimani.
Los iraníes “se interesaban por instalaciones estadounidenses en la región y querían hacer víctimas entre los soldados, los marines, la fuerza aérea y los diplomáticos”, aseguró al canal NBC Robert O’Brien, asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. “La amenaza era inminente”, añadió.
“Un ataque de gran magnitud iba a perpetrarse en los próximos días”, dijo Esper a la cadena CBS. Sin embargo, reconoció que no existían informaciones precisas sobre la supuesta amenaza de ataque contra cuatro embajadas estadounidenses que Trump había revelado el viernes pasado. (AFP y AP).

COMENTARIOS