Vecinos de la casa del rabino donde ocurrió el ataque se manifiestan con carteles de apoyo.
Vecinos de la casa del rabino donde ocurrió el ataque se manifiestan con carteles de apoyo.
REFUERZAN LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD EN LUGARES DE CULTO

Nueva York: apuñalan a cinco personas en ataque antisemita

Las víctimas, todas judías ortodoxas, fueron hospitalizadas, dos de ellas en estado crítico. El atacante ingresó con un machete a la casa de un rabino donde se celebraba Janucá.

Grafton Thomas, de 37 años, fue imputado ayer por intento de homicidio tras ser acusado de herir a puñaladas a cinco judíos reunidos para celebrar Janucá el sábado en la residencia de un rabino cerca de Nueva York.
El sábado, el agresor entró presuntamente a la vivienda del rabino Chaim Rottenberg en Monsey (condado de Rockland), durante la celebración judía y apuñaló a varias personas con un machete antes de darse a la fuga.
La policía lo detuvo dos horas después del ataque a unos 50 kilómetros del lugar de los hechos. Los heridos fueron trasladados a un hospital y dos de ellos están en estado crítico.
El sospechoso compareció ante el tribunal, donde negó las acusaciones en su contra. Se le fijó una fianza de cinco millones de dólares y continúa encarcelado. Sus antecedentes penales incluyen un arresto por agredir a un caballo de la policía.
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, denunció el ataque como un “acto de terrorismo doméstico”.
“Están intentando infligir temor, motivados por el odio”, dijo Cuomo al llegar al lugar del incidente en la mañana de ayer.

"Todos gritaban"
“Todo el mundo estaba en pánico y gritaba ‘salgan, salgan, salgan’. Era caótico”, contó Joseph Gluck (30), testigo del espanto. “Recé por mi vida”, declaró al diario New York Times otro testigo, Aron Kohn (65), quien afirmó que el cuchillo utilizado por el agresor era del “tamaño de un palo de escoba”. Kohn le arrojó sillas y mesas al asaltante para detenerlo.
“Vi cómo apuñalaba a la gente”, añadió. “Hirió a un tipo, le sangraba la mano”.
Una de las víctimas es un hijo del rabino, dijo al diario The New York Times Yossi Gestetner, dirigente de la asociación judía ortodoxa OJPAC (Orthodox Jewish Public Affairs Council).
Varias personas que presenciaron los hechos afirmaron además que Grafton posteriormente intentó entrar en una sinagoga contigua a la vivienda del rabino, pero que los que estaban dentro pudieron cerrar la puerta a tiempo de impedirlo.

Brote de ataques
Esta agresión ocurre en medio de un brote de ataques antisemitas en Estados Unidos y se suma a otros ocho incidentes que tuvieron lugar la semana pasada en la ciudad de Nueva York en los que mujeres, hombres y niños judíos fueron golpeados e insultados, lo cual ha llevado al alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, a reforzar la presencia policial en las zonas de la ciudad en las que se concentran los judíos.
Rockland, donde está Monsey, tiene la mayor proporción de población judía que cualquier otro condado estadounidense, con 31,4 por ciento o 90.000 residentes judíos.
Según un informe publicado en abril por la Liga Antidifamación (ADL), en 2018 se produjeron casi tantos ataques antisemitas en el país como en 2017, cuando se batió un récord al registrarse 1.879 incidentes.
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, “condenó fuertemente las recientes manifestaciones de antisemitismo”.

COMENTARIOS