Elecciones en Gran Bretaña: Boris Johnson y el Brexit, a todo o nada
INTERNACIONAL

Elecciones en Gran Bretaña: Boris Johnson y el Brexit, a todo o nada

Gran Bretaña enfrenta hoy la elección más importante de su historia desde la Segunda Guerra Mundial. Los electores, hartos de la discusión sobre el Brexit, no votarán a favor o en contra del conservador Boris Johnson o el laborista Jeremy Corbyn, sino pro o contra el divorcio europeo, que ha paralizado el reino desde el referéndum del 2016.
Unos comicios muy difíciles de predecir, en un país completamente dividido, y con la real posibilidad de conseguir otra vez un Parlamento sin mayoría o “hung Parliament”, que no solucione este dilema nacional.
La desconfianza frente a ambos candidatos, y a los políticos en general, es el otro denominador común de la elección.
Con un pronóstico muy inestable, lluvias y nieve en las zonas de montañas para el jueves en esta campaña pre Navideña en pleno invierno británico, la meteorología jugará un rol en estos comicios donde no es obligatorio votar. Jóvenes que votan por primera vez y no lo hicieron en el referéndum del 2016 cumplirán un rol nuevo y desestabilizador, porque se han registrado masivamente para ir a las urnas.
Una paradoja en esta campaña, con Europa como ideología dominante. El líder laborista Jeremy Corbyn ha hecho más visitas a áreas conservadoras que Boris Johnson.
En los últimos tres días, el primer ministro británico ha tomado por asalto las históricamente laboristas áreas del noreste británico y pro Brexit para conquistar lo que ha perdido en el sur del país en el electorado tradicional tory. El voto táctico a favor o en contra del Brexit dominará el comicio.
Los conservadores prometen librar el Brexit antes del 31 de enero y mantener una buena relación con la UE, pero divorciados. Los laboristas apoyan un segundo referéndum para decidir si se van o no de la UE y una cadena de nacionalizaciones, que van a llevar a la economía a los 70 y al más absoluto control del Estado, si Jeremy Corbyn sigue siendo el líder.
Los liberales demócratas hacen su campaña prometiendo que suspenderán el Brexit.
La suerte de los dos partidos mayoritarios están en cuántos votos y bancas consigan los nacionalistas escoceses, los verdes y los “libdems” para frenar el Brexit.

COMENTARIOS