El gobierno de Jeanine Áñez desató una feroz represión sobre la sociedad civil.
El gobierno de Jeanine Áñez desató una feroz represión sobre la sociedad civil.
CONVULSIÓN EN BOLIVIA

Son nueve los muertos tras violenta represión

Las Fuerzas Armadas se enfrentaron en una marcha, con seguidores de Evo Morales.

El enfrentamiento entre la Policía y el Ejército bolivianos con manifestantes que protestaban contra el Gobierno de la autoproclamada presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, en la ciudad de Sacaba, en el departamento de Cochabamba, dejó al menos nueve muertos, decenas de heridos y más de un centenar de detenidos, según informó el representante de la Defensoría del Pueblo, Nelson Cox.
Los cuerpos de cinco fallecidos el viernes en el Hospital México de Sacaba fueron trasladados ayer sábado al Instituto de Investigación Forense (IDIF) para identificar las causas de muerte. Las otras cuatro víctimas perdieron la vida en el Hospital Viedma entre la noche del viernes y el sábado a la madrugada. Todos los fallecidos tienen heridas letales en la cabeza y el pecho, según Cox.
Los hechos tuvieron lugar en el puente Huayllani, en la ciudad de Sacaba, cuando las fuerzas de seguridad impidieron que los manifestantes avanzaran y llegaran a la ciudad. El comandante de la Policía de Cochabamba, Jaime Zurita, indicó que “hemos negociado hasta más no poder y entonces cuando las cosas pretenden salirse de control, la Policía tiene que tomar el mando y restablecer el orden público".
Además, fue detenido un dirigente del Movimiento Al Socialismo (MAS), Marco Carillo, que se encontraba en medio de la marcha y ahora está acusado de tres delitos.
Por su parte, el expresidente de Bolivia, Evo Morales, condenó las muertes de los cocaleros y el uso de fuego real contra los manifestantes.
"Condeno y denuncio ante el mundo que el régimen golpista que tomó el poder por asalto en mi querida Bolivia reprime con balas de las Fuerzas Armadas y la Policía al pueblo que reclama pacificación y reposición del Estado de Derecho", ha indicado en su cuenta de Twitter. "Ahora asesinan a nuestros hermanos en Sacaba, Cochabamba", lamentó.
En este contexto, Morales también pidió que las Fuerzas Armadas y la Policía bolivianas "paren la masacre". "El uniforme de las instituciones de la patria no puede mancharse con la sangre de nuestro pueblo", ha reclamado.
"La dictadura de Jeanine Áñez y los golpistas (Carlos) Mesa y (Luis Fernando) Camacho nos acusaron de 'dictadura'", ha continuado el expresidente de Bolivia. "Ahora su 'presidenta' autonombrada y su gabinete de abogados defensores de violadores y represores masacra al pueblo con las fuerzas armadas y la Policía como la verdadera dictadura", ha apostillado.

Más de 100 detenidos en La Paz
Un total de 110 personas también fueron detenidas en La Paz en una nueva jornada de protestas en Bolivia, en este caso contra el Gobierno de Áñez. "Estamos procesando cada caso particular, se les están revisando sus pertenencias, hemos encontrado artefactos explosivos, piedras, palos, hondas, objetos contundentes con los que estaban causando temor a su paso", ha indicado el subdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Cristian Saavedra.

COMENTARIOS