“Quiero decirles, la lucha no termina acá
“Quiero decirles, la lucha no termina acá", indicó Evo Morales.
ACUSÓ DE GOLPISTAS A LOS MILITARES

Morales renunció a la presidencia de Bolivia

“Envío mi renuncia a la Asamblea Legislativa”, sostuvo el mandatario en medio de una profunda crisis política y social. Denuncian un Golpe de Estado.

Luego de más de 13 años en el poder, el presidente Evo Morales renunció a la presidencia de Bolivia cercado por una profunda crisis política y social en ese país y denunciando un Golpe de Estado.
Lo comunicó luego de que las Fuerzas Armadas y la Policía le reclamaran públicamente su renuncia.
Horas antes, Morales había convocado a nuevas elecciones tras la auditoría de la OEA.
“Renuncio a mi cargo de presidente para que (Carlos) Mesa y (Luis Fernando) Camacho no sigan persiguiendo a dirigentes sociales”, dijo Morales a través de la televisión, aludiendo a los líderes opositores que convocaron protestas en su contra, desatadas el día siguiente de los comicios del 20 de octubre.
Su vicepresidente, Alvaro García Linera, denunció a su lado: “No queremos que estos grupos violentos quieran ensangrentar más al pueblo. Han desconocido estos grupos el orden constitucional. El Golpe de Estado se ha consumado. Fuerzas oscuras han destruido la democracia”.
Morales había ganado la reelección en las cuestionadas elecciones de octubre, pero la misión de auditoría de la OEA detectó numerosas irregularidades, en un informe divulgado este domingo. En las horas siguientes, Morales perdió el apoyo de las Fuerzas Armadas y de la Policía, mientras miles de personas exigían su renuncia en las calles.
“Quiero decirles, la lucha no termina acá. Los humildes, los pobres, los sectores sociales vamos a continuar con esta lucha por la igualdad y la paz. Es importante decirle al pueblo que es mi obligación como presidente buscar esta pacificación”, sentenció Morales.
En el mismo mensaje, añadió: “Espero que Mesa y Camacho hayan entendido mi mensaje. No maltraten a hermanas y hermanos. No engañen con mentiras y usen al pueblo”, apuntó.
Luego del mensaje de Morales, también el que presentó su renuncia fue el vicepresidente, García Linera: “Hemos tomado esta decisión para que no maltraten a más familias, para que no ensangrienten nuestros campos y barrios, para que no golpeen más a nuestra gente”.

Asilo político
Tras conocerse la noticia, el Gobierno de Mauricio Macri negó haberle ofrecido asilo político al ahora ex presidente boliviano. Jorge Faurie, canciller argentino, afirmó pasadas las 19 (hora argentina) que aún no tenían ninguna indicación de asilo político y consideró “importante” que haya diálogo entre Mauricio Macri y Alberto Fernández a propósito del tema.
En diálogo con TN, Faurie informó la posición diplomática del gobierno de Macri: “La OEA fue clara: hubo un proceso irregular. Morales lo reconoció el sábado. Las Fuerzas Armadas se declararon prescindentes, dijeron a la clase política que busque una salida y esto es lo que ha ocurrido”.
“Las dudas sobre esas elecciones quedaron ratificadas de algún modo a partir del informe de la OEA. El gobierno de transición es interino para llamar a elecciones”, expresó el ministro.

COMENTARIOS