Reforzaron el palacio presidencial y Evo  Morales pidió “paz”
BOLIVIA

Reforzaron el palacio presidencial y Evo Morales pidió “paz”

Antes de que venciera el ultimátum lanzado por líderes civiles opositores de los departamentos de mayoría opositora del país, el presidente de Bolivia, Evo Morales pidió ayer “paz” y ordenó el despliegue de cientos de policías alrededor de la sede de gobierno en la capital.
“Sólo hay paz cuando hay justicia social y ahí queremos decirles (a la oposición) que no vengan provocando al pueblo boliviano, a los distintos sectores sociales”, aseguró el mandatario al inaugurar una obra en la ruta que conecta la ciudad de Caracollo, en el departamento de Oruro, y Colquiri, en el de La Paz, en el oeste del país.
“Quienes estamos aquí somos los nacionalizadores y los que están buscando un golpe de estado son los privatizadores”, sostuvo, citado por el diario local Página Siete.
Poco antes, en declaraciones a la radio San Gabriel, reproducidas por la agencia noticiosa estatal ABI, el mandatario había hecho “un llamado a defender la patria”, lo que en los días anteriores desembocó en multitudinarias manifestaciones oficialistas, principalmente en La Paz.
Luego de que ayer a la tarde se informara que Morales tuvo que aterrizar de emergencia porque el helicóptero presidencial tuvo un problema técnico, cientos de policías antidisturbios comenzaron a rodear la Casa Grande del Pueblo y el Palacio Quemado, la actual sede del gobierno y la anterior, en la capital, La Paz.
Ya a la mañana, la ciudad había amanecido con barricadas en distintas calles clave y algunas escenas de violencia entre choferes y manifestantes.

COMENTARIOS