La oposición abre proceso de juicio político contra Trump
ESTADOS UNIDOS

La oposición abre proceso de juicio político contra Trump

La Cámara de Representantes aprobó normas para la próxima etapa del proceso, incluyendo audiencias públicas.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos, en un clima polarizado y tenso, aprobó ayer las reglas para iniciar un proceso de juicio político contra el presidente Donald Trump, por el presunto incumplimiento de sus responsabilidades constitucionales y presionar a un gobierno extranjero para que investigue a un posible rival electoral.
“Lo que está en juego en todo esto no es nada menos que nuestra democracia”, destacó la presidenta de la cámara baja, la demócrata Nancy Pelosi, en sus argumentos finales antes de la votación, que terminó 232 a 196.
Todo el oficialismo republicano y dos congresistas demócratas que el año próximo deberán renovar banca en distritos conservadores votaron en contra y acusaron al liderazgo opositor en la cámara de falsear denuncias para frenar una posible reelección de Trump en 2020.
Pelosi prometió que, al final del proceso, la eventual aprobación de un juicio político solo se hará “basado en la verdad”. “No sé por qué los republicanos le tienen miedo a la verdad”, aseguró la máxima líder opositora en el Congreso, según la CNN.
Desde la minoría oficialista, el líder de la bancada republicana, Kevin McCarthy, acusó a la oposición de impulsar el juicio político contra Trump “porque están asustados y no pueden derrotarlo en las urnas”.
Mientras que Trump avanza hacia unas primarias republicanas sin rivales de peso y con un apoyo popular importante para las elecciones de noviembre de 2020, los demócratas no lograron construir liderazgos fuertes que convenzan a una mayoría del partido y sus bases en estos últimos cuatro años.
Con este escenario pre electoral favorable, el oficialismo republicano eligió reaccionar sin fracturas y denunciar -como lo hace el propio Trump- una persecución ideológica sin base constitucional.
Todo indica que, en caso que la Cámara de Representantes apruebe un juicio político en los próximos meses, esta disciplina partidaria se replicará en el Senado, donde los republicanos tienen mayoría y pueden rechazar una destitución de Trump.
Lo que se aprobó hoy en la cámara baja no fue una cuestión de fondo sobre las acusaciones contra Trump, sino las reglas que se utilizarán para el proceso que comienza ahora formalmente.
Trump reaccionó de inmediato en Twitter y condenó “la mayor caza de brujas en la historia estadounidense”, mientras que la vocera de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, dijo que es “un intento descaradamente partidista de destruir al presidente”.

COMENTARIOS