Evo Morales se  proclama vencedor “en primera vuelta”
ELECCIONES PRESIDENCIALES EN BOLIVIA

Evo Morales se proclama vencedor “en primera vuelta”

El cómputo oficial le da el 46,83 por ciento de los votos frente al 36,73 del opositor Mesa, con lo que evita el balotaje. Así, el presidente cumplirá un nuevo mandato que lo dejará en el cargo hasta el 2025.

Los últimos datos del recuento oficial de las elecciones presidenciales celebradas el domingo en Bolivia dan como ganador al actual mandatario y candidato del partido Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, con una ventaja de más de 10 puntos frente al opositor Carlos Mesa, lo que descartaría una eventual segunda vuelta.
Con el 98,42% de los votos escrutados, Morales logra 2,83 millones de sufragios, lo que representa el 46,83% frente a los 2,22 millones de apoyos que obtiene Mesa, un 36,73% del total.
Estos resultados difundidos por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), organismo muy cuestionado por Mesa, implican una ventaja de 10,13 puntos porcentuales, lo que supone de hecho que no habrá balotaje según la legislación vigente en Bolivia, consignaron medios locales y la agencia de noticias Europa Press.
En conferencia de prensa, el reelecto presidente Morales afirmó: “Una buena noticia (…) Ya ganamos en la primera vuelta”.
Ante la polémica creada por las denuncias de fraude por parte de la oposición y por el retraso en la transmisión de resultados electorales, tanto la Organización de Estados Americanos (OEA) como la Conferencia Episcopal de Bolivia pidieron a las autoridades que se celebre una segunda vuelta como forma de superar la crisis electoral.
“En sintonía con los informes y pronunciamientos de organismos internacionales, como la OEA y la Unión Europea y la opinión expresada por el presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, monseñor Ricardo Centellas, consideramos que una segunda vuelta, con una supervisión imparcial, constituye la mejor salida democrática al momento que vivimos”, afirmó el pasado miércoles en un comunicado el secretario general de la Conferencia Episcopal, Aurelio Pesoa.
En el mismo tono que el pasado miércoles, el mandatario cuestionó a la oposición por “desconocer” el voto indígena. “Insisten con el odio, el desprecio y la discriminación”, remarcó y llamó a todos los dirigentes opositores a hacer una “profunda reflexión” para “no rechazar lo avanzado”.
Morales había denunciado además que ese mismo miércoles un grupo de violentos convocados por la oposición fue hasta su casa para amedrentarlo. “Han ido a buscar mi casa, unos 20 tipos, y yo no tengo seguridad alguna”, comentó el presidente.
Consultado por los dichos del director de observación electoral de la OEA, Gerardo de Icaza, quien pidió que haya segunda vuelta para resguardar la legitimidad de los comicios, Evo Morales reiteró la invitación al organismo para auditar la votación y los resultados.
“Dicen que hubo fraude, entonces que lo demuestren, que presenten algo”, planteó el mandatario boliviano, que remarcó que la OEA, como cualquier otro organismo internacional debe respetar en primer lugar la constitucional nacional.
De todas maneras, Morales cuestionó duramente que el organismo se haya expresado antes de que culmine el escrutinio oficial.
“Antes de que termine el cómputo oficial ya habían opinado y sugerido una posición. La misión de la OEA está con el golpe de Estado, un golpe de Estado interno y externo”, cerró el mandatario.

COMENTARIOS