Las protestas por el aumento del boleto del subte provocaron numerosos incendios en edificios y un estado de caos en las calles.
Las protestas por el aumento del boleto del subte provocaron numerosos incendios en edificios y un estado de caos en las calles.
PROTESTAS EN CHILE

Piñera suspendió la suba del boleto tras la ola de violencia

Tras una multitudinaria manifestación, hubo más de 300 detenidos, cinco policías graves y Santiago paralizada por el decreto de Estado de Emergencia, el presidente dio marcha atrás.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció que suspende el aumento en el precio del boleto de los subtes de Santiago, que provocaron los graves incidentes que ayer sábado llegaron a un enfrentamiento abierto entre manifestantes y militares.
"He escuchado con humildad la voz de mis compatriotas, y no tendré miedo en seguir escuchando. Vamos a suspender el alza de los pasajes del Metro, lo que requerirá la aprobación de una ley", dijo el mandatario en un discurso desde el Palacio de La Moneda.
Ayer por la tarde se registraron nuevos enfrentamientos en Santiago de Chile entre manifestantes y los militares, que ahora se unieron a la policía para repeler las protestas, que llegaron a la quema de al menos seis colectivos.
Los disturbios estallaron en varios puntos de la ciudad capital trasandina, donde rige desde la víspera el "estado de emergencia" decretado por el gobierno para hacer frente con militares a la extendida protesta social.

Fuera de control
La protesta por el aumento en el precio del boleto del subte, que inicialmente consistía en los característicos "cacerolazos" a cargo de familias y estudiantes, se transformó en un brutal enfrentamiento entre encapuchados y las fuerzas de seguridad, integrada ahora por militares y policías.
Debido a la situación, que por el momento no tiene control, fueron suspendidos los servicios de transporte, tanto de subte como de colectivos en todo Santiago. "Temporalmente se suspenden todas las operaciones de superficie por no contar con condiciones de seguridad para nuestros conductores y usuarios", informó el Sistema de Transporte Público de la capital chilena en su cuenta de Twitter.
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, el viernes a la noche decretó el Estado de Emergencia para la Región Metropolitana luego de los disturbios que se produjeron en la capital del país, cuyo balance arroja cientos de detenidos y numerosos heridos entre manifestantes y policías, algunos graves.
Los Carabineros chilenos informaron que por los incidentes 308 personas fueron detenidas; 156 carabineros resultaron lesionados -5 con lesiones graves-; 49 vehículos policiales fueron dañados, 41 estaciones de metro vandalizadas.
Uno de los epicentros de la protesta fue la céntrica Plaza Italia, donde las calles están cerradas al tráfico con barricadas de vallas metálicas y algunas hogueras, una imagen que se reitera en varios puntos de la capital trasandina, con destrozos en el mobiliario externo de las estaciones de metro y enfrentamientos con la Policía.

COMENTARIOS