Otra noche de violencia tras la condena a los separatistas
BARCELONA

Otra noche de violencia tras la condena a los separatistas

Las fuerzas de la policía regional de Cataluña cargaron ayer contra grupos independentistas en una manifestación de protesta por la sentencia judicial en la que nueve líderes soberanistas fueron condenados a penas de prisión por sedición.
En un ambiente de alta tensión, la policía catalana trató de contener a algunos de los manifestantes concentrados a pocos metros de la Delegación del Gobierno español, que lanzaron objetos contra los agentes cuando intentaban romper el cordón de seguridad.
Los manifestantes llegaron al lugar, que estaba protegido por un fuerte dispositivo policial, siguiendo las consignas de los denominados “Comités de Defensa de la República” catalana, unos de los grupos independentistas más radicales de Cataluña.
Miles de personas participan en la manifestación, formada por dos columnas con lemas contra la policía regional, a favor de la “autodeterminación” y de los condenados.
El Tribunal Supremo español (TS) les impuso el lunes penas de entre 9 y 13 años de cárcel por el proceso independentista ilegal de 2017 en esa región española.
La sentencia originó una oleada de críticas políticas y rechazo de miles de manifestantes, con cortes de calles, autopistas, carreteras secundarias y vías férreas, que continuaron ayer en varias provincias catalanas.
Grupos de independentistas también bloquearon el lunes los accesos al aeropuerto de Barcelona, lo que obligó a cancelar 155 vuelos hasta ayer, cuando recobró la normalidad.
Unas 115 personas fueron atendidas en el aeropuerto, entre ellas un manifestantes que perdió la visión de un ojo por una herida “compatible” con una pelota de goma, según fuentes sanitarias.
La protesta continuará hoy con el inicio de unas marchas desde diferentes puntos del territorio que el viernes deben converger en Barcelona, coincidiendo ese día con una “huelga general”.

COMENTARIOS