Trump pidió a China que  investigue a Biden y a su hijo
ESTADOS UNIDOS. EL PEDIDO DE IMPEACHMENT

Trump pidió a China que investigue a Biden y a su hijo

El presidente estadounidense, Donald Trump, pidió ayer a China que inicie una “gran investigación” sobre las presuntas irregularidades cometidas por el ex vicepresidente Joe Biden y su hijo, Hunter, en ese país, en medio de la polémica generada por presiones similares a su par de Ucrania, que desató el inicio de un posible juicio político.
“China debería comenzar una investigación sobre los Biden. Lo que sucedió en China es tan malo como lo que pasó en Ucrania”, dijo Trump en la Casa Blanca antes de partir hacia Florida para un acto de campaña.
Preguntado sobre si le había pedido al presidente chino, Xi Jinping, que ayudara a investigar a los Biden, Trump aseguró que “ciertamente” lo podría hacer.
Trump hizo estos comentarios después de que la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, anunciase la semana pasada una investigación para iniciar un posible juicio político contra Trump a raíz de una conversación telefónica que el mandatario sostuvo el 25 de julio con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en la que le pidió investigar al ex vicepresidente -ahora precandidato demócrata a la presidencia- y a su hijo Hunter por presunta corrupción en ese país.
Lejos de retractarse de esa idea, ayer Trump recomendó también a Zelenski que inicie las pesquisas sobre el comportamiento de los Biden.
En una entrevista en julio con la revista The New Yorker, Hunter Biden se defendió ante las acusaciones de haber aceptado sobornos de un magnate chino.
De acuerdo con ese medio, el hijo del ex vicepresidente ofreció al empresario chino Ye Jianming “usar sus contactos” cuando estaba en el consejo del Programa Mundial de Alimentos en EE. UU. para ayudar a identificar oportunidades de inversión para su compañía.
Hunter Biden explicó que Ye le envió un diamante de 2,8 quilates (valorado en cerca de 80.000 dólares), pero descartó que se tratara de un soborno y se lo dio a sus socios. “Sabía que no era buena idea quedármelo”, se defendió entonces. La llamada de julio entre Trump y Zelenski provocó que un funcionario de Inteligencia presentara en agosto una queja interna, que tras una pugna política entre el Congreso y el gobierno se hizo pública la semana pasada, en medio de la furia del jefe de la Casa Blanca.

COMENTARIOS