EE. UU. redobla la acusación a Irán por el ataque a instalaciones petroleras sauditas
CONFLICTO

EE. UU. redobla la acusación a Irán por el ataque a instalaciones petroleras sauditas

Estados Unidos buscó ayer reforzar su versión de que Irán estuvo detrás del ataque contra instalaciones petroleras de Arabia Saudita del fin de semana, que alimentó nuevos temores de guerra y provocó un aumento histórico del precio mundial del crudo. Rebeldes yemeníes que combaten con Arabia Saudita volvieron a reivindicar el ataque del sábado e Irán insistió en desvincularse, luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijera que su país estaba “cargado y listo” para responder.
Funcionarios estadounidenses difundieron imágenes satelitales del daño en la planta de procesamiento de petróleo de Abqaiq y el yacimiento de Khurais, y dijeron que el patrón de destrucción indica que los ataques provinieron de Irak o Irán, no Yemen. Un vocero militar saudita hizo luego una acusación similar, al afirmar que los bombardeos se realizaron con “armas iraníes”.
Un funcionario estadounidense citado por CNN dijo que los agresores usaron múltiples misiles de crucero y drones. Por segundo día, la Cancillería de Irán negó las acusaciones, y un vocero del gobierno dijo que ahora no había “ninguna posibilidad” de un encuentro entre el presidente iraní, Hasan Rohani, y Trump durante la Asamblea General de la ONU, la semana próxima.
Por su parte, el mandatario estadounidense se mostró ambiguo, ya que el pasado domingo dijo que su gobierno estaba “cargado y listo” a la espera de una confirmación saudita de la responsabilidad iraní en los bombardeos, y ayer en un tuit señaló que Estados Unidos no necesita el petróleo de Medio Oriente pero igual “ayudará a sus aliados”.

COMENTARIOS