Se agrava la violencia en Hong Kong pero el gobierno mantiene el control
TENSIÓN

Se agrava la violencia en Hong Kong pero el gobierno mantiene el control

La violencia en las protestas antigubernamentales en Hong Kong se está agravando, pero el gobierno local confía en que puede manejar la crisis por sí solo, dijo la líder de la ciudad ayer.
Carrie Lam habló en público por primera vez desde que las manifestaciones se intensificaron el domingo, cuando la policía disparó cañones de agua y ráfagas de gas lacrimógeno en los enfrentamientos con los manifestantes que arrojaron ladrillos y bombas de gasolina.
La ciudad controlada por China está lidiando con su mayor crisis política desde su entrega a Pekín en 1997 y las autoridades del Partido Comunista han enviado una clara advertencia de que es posible una intervención contundente para sofocar la violencia.
La dirigente de Hong Kong dijo que no renunciaría a construir una plataforma para el diálogo, aunque consideró que no era el momento adecuado para establecer una investigación independiente sobre la crisis, una de las demandas fundamentales de los manifestantes. Se prevén más manifestaciones en los próximos días y semanas.

COMENTARIOS