Desastre nuclear: Rusia suspendió evacuaciones
PREOCUPACIÓN

Desastre nuclear: Rusia suspendió evacuaciones

Los mandos militares aseguraron que la medida responde a la suspensión de actividades previstas.

El ministerio de Defensa ruso suspendió la evacuación de una ciudad cercana a la base militar en la que la semana pasada explotó un misil de propulsión nuclear.
“Los mandos militares anunciaron la suspensión de las actividades planificadas para este miércoles y ahora los vecinos del poblado de Nyonoksa no necesitan abandonar sus hogares”, afirmó una vocera de Defensa en declaraciones a la agencia rusa Sputnik.
El portal local 29.ru comunicó que a los habitantes de Nyonoksa les habían pedido abandonar la localidad en un tren especial y estar ausentes de la aldea entre las 5 y las 7 de la mañana de ayer para que los militares pudieran llevar a cabo su labor en un polígono especial.
Los habitantes afirman que la evacuación no tiene nada que ver con la explosión del 8 de agosto y que se debe a trabajos reglamentarios programados desde hace mucho.
Nyonoksa, de poco más de medio millar de habitantes, se encuentra junto al polígono donde estalló el misil de crucero, accidente en el que murieron cinco ingenieros de Rosatom, la agencia atómica de Rusia, que trabajaban en el proyecto.
Los niveles de radiación en la ciudad de Severodvinsk, a unos 20 kilómetros al este de Nyonoksa, aumentaron entre cuatro y 16 veces tras la explosión del misil de crucero, provisto de una fuente isotópica de alimentación, indicó el martes el Servicio Meteorológico de Rusia.
Aunque los detalles del accidente y el tipo del arma no han sido develados, algunos medios han sugerido que se trata del misil de crucero Burevestnik, de propulsión nuclear.
El día del accidente las autoridades de Severodvinsk admitieron un aumento de la radiación en la zona, pero subrayaron que fue temporal.
Tanto el Ministerio de Defensa como las autoridades locales aseguraron que los niveles de radiactividad en la zona están dentro de la normalidad, aunque el día del accidente en el área fue detectada una subida temporal de los niveles de radiación.
El gobierno de Vladimir Putin dijo que la evacuación no tenía nada que ver con el accidente, sino que se debía a unas operaciones militares que finalmente decidió cancelar, de modo que los trenes que iban a llevarse al medio millar de habitantes no abandonaron el asentamiento.
Algunos vecinos de esta localidad situada junto al Artico ruso se han trasladado a localidades vecinas y a casas de verano en el bosque, aprovechando que todavía no ha empezado el mal tiempo. Lejos de la costa esperan que se aclare la situación. El poblado de Nyonoksa depende administrativamente de Severodvinsk, donde estalló el misil.

COMENTARIOS