Una madre le llenó de piedras la mochila a su hijo para que muera ahogado junto a ella

Una madre le llenó de piedras la mochila a su hijo para que muera ahogado junto a ella

Los investigadores que intervinieron en el hecho brindaron detalles escalofriantes sobre el caso que consternó a Reino Unido.

Un escalofriante hecho conmueve a Reino Unido. Una mujer acabó con su vida y la de su pequeño hijo al arrojarse a un reservorio de agua de la zona.

Para lograr su cometido, Emma Sillett ató las manos de su hijo de 5 años a las suyas y saltó a un embalse en el distrito de Derbyshire Peak, en Reino Unido.

Más tarde se supo que la mujer, de 41 años, sufría depresión y dejó una nota donde explicó que no quería vivir más y no podía soportar la idea de dejar al niño solo, según informaron medios locales.

Si bien el desgarrador episodio consternó al país europeo en noviembre del año pasado, durante las últimas horas los investigadores revelaron nuevos y escalofriantes detalles del hecho y de la vida de la madre.

Al respecto, la oficial de Policía Rebecca Fearon contó que se encontraron en el coche de la fallecida una serie de cartas escritas a mano y restos de una Cajita Feliz de Mc Donald’s que su hijo Jenson habría consumido antes de la tragedia.

Para garantizar que se ahogara, la mujer llenó de piedras la mochila y los bolsillos del nene y ató sus manos a las de ella. Luego de ser reportados como desaparecidos, la Policía encontró sus cuerpos: la madre y su hijo estaban cara a cara.

La corte de Chesterfield Coroner supo que la mujer vivió varios años con depresión y había sufrido tres abortos involuntarios. Además, la oficial de Policía Fearon reveló que la ruptura de Emma con el padre del nene parecía ser “el mayor problema en su vida”.

COMENTARIOS