EE. UU. suspendió los vuelos desde y hacia Venezuela
MÁS PRESIÓN SOBRE MADURO

EE. UU. suspendió los vuelos desde y hacia Venezuela

El Gobierno de Trump ordenó una “inmediata suspensión” de todos los servicios aéreos relacionados el país latinoamericano por “amenazas a la seguridad”.

Estados Unidos aumentó la presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro cuando el Departamento de Transporte ordenó ayer la suspensión de todos los vuelos de pasajeros y de carga hacia Venezuela desde su territorio, citando reportes de disturbios y violencia alrededor de los aeropuertos en el país sudamericano.
En una carta al Departamento de Transporte solicitando la medida, el Departamento de Seguridad Interior dijo que “las condiciones en Venezuela amenazan la seguridad de los pasajeros, las aeronaves, y las tripulaciones que viajan hacia o desde ese país”.
La publicación, autorizada por Kevin McAleenan, secretario interino de la seguridad nacional de EE.UU, aconseja a los ciudadanos no viajar al país luego de la suspensión de las operaciones de la Embajada.
También recomiendan que los inspectores de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) no viajen al territorio debido a las preocupaciones de seguridad.
“Estoy suspendiendo la autoridad de todas las compañías aéreas estadounidenses y aéreas extranjeras para proporcionar transporte aéreo extranjero desde o hacia los aeropuertos venezolanos. Específicamente, estoy agregando una condición a todos los certificados y exenciones de las compañías aéreas de Estados Unidos, así como todos los permisos y exenciones de las compañías aéreas extranjeras, a fin de evitar que operen desde o hacia los aeropuertos venezolanos”, reza el escrito según informó el diario venezolano El Nacional. La prohibición se produce después que diversas compañías aéreas hayan dejado de volar al país, entre ellas American Airlines, que el pasado 28 de marzo de anunció la suspensión indefinida de sus servicios debido a la inseguridad en Venezuela, país en el que ha operado durante más de 30 años.
American era la única gran aerolínea estadounidense que mantenía sus vuelos a Venezuela, después de que United y Delta suspendieran el servicio en 2017. La alemana Lufthansa, la estadounidense Dynamic, Air Canada, Aeroméxico, Alitalia y la colombiana Avianca también habían suspendido sus vuelos al país latinoamericano en los últimos años. Venezuela está en el nivel máximo de alerta de la escala de recomendaciones de viaje del Departamento de Estado, que tiene catalogado a ese país dentro de los destinos a los que “no viajar”.
La legislación estadounidense establece que los derechos de aerolíneas estadounidenses y extranjeras a proporcionar transporte aéreo a un país deben ser suspendidos “si existe una condición que amenace la seguridad de pasajeros, aeronaves o tripulación que viaje a o desde un aeropuerto” y si “el interés público requiere una inmediata suspensión”.
Ese es el caso de Venezuela, según la carta remitida al Departamento de Transporte desde el de Interior.

COMENTARIOS