Se entregó quien descuartizó a  su pareja con una amoladora
FEMICIDA QUE ESCAPÓ EN MARZO

Se entregó quien descuartizó a su pareja con una amoladora

Estuvo prófugo 50 días. Apareció en Paraguay. “Tengo deudas con la Justicia”, dijo. El homicidio se concretó en la Villa 31 de Retiro.

Un hombre que había asesinado y descuartizado a su pareja con una amoladora en la Villa 31 de Retiro, quedó detenido en la ciudad paraguaya de Encarnación, donde se entregó en compañía de su padre y el abogado que lo defiende. Waldo Servián Riquelme, de 33 años, estuvo prófugo 50 días.
El femicida llegó a media mañana a la Defensoría Pública y manifestó que tenía “deudas con la Justicia” de Argentina. En forma inmediata fue detenido e identificado. Así se pudo establecer que tenía un pedido de captura internacional.
En un primer momento Servián Riquelme fue alojado en la Seccional Primera de Encarnación, pero una vez que se completaron los trámites judiciales fue trasladado al penal de Tacumbú, donde permanecerá hasta que se complete el proceso de extradición.
El detenido era buscado desde el 17 de marzo cuando la Policía halló en un departamento de la Villa 31 el cuerpo desmembrado de Liliana González (37). Ambos tenían dos hijos que en los próximos días viajarán a Paraguay para quedar al cuidado de una tía materna, dijeron voceros de la Policía Nacional de Paraguay.
El día anterior Servián Riquelme había atacado a puñaladas a Liliana y luego cortó el cadáver utilizando una amoladora. Los miembros fueron hallados en el baño, el horno de la cocina y en la terraza. La víctima tenía la cabeza rapada.
De acuerdo con la reconstrucción que realizó el fiscal Andrés Madrea, ese sábado el femicida se dirigió a la casa de su hermana, a quien le pidió que cuidara a sus hijos. Un poco más tarde le pidió a sus familiares que lo trasladaran hasta la Terminal de Retiro porque debía viajar a Paraguay. El hombre actuó con tal tranquilidad que nadie sospechó que había cometido un crimen.
Tras el hallazgo del cadáver, la Justicia pidió informes a Migraciones y así se pudo establecer que el femicida había viajado en ómnibus hasta Posadas, donde abordó un remís junto a dos mujeres -abonaron el viaje juntos para abaratar costos- y a las 8.05 cruzó a Encarnación. El cadáver seccionado todavía no había sido hallado.
El remisero que realizó el cruce declaró ante los investigadores que el hombre estaba nervioso y apurado por salir del país.
El prófugo nació en Puerto Triunfo, un poblado que está a 140 kilómetros de Encarnación. Hasta allí llegó la Policía Nacional y se entrevistó con el padre de Waldo, quien reconoció que había estado, pero luego desapareció.
Los investigadores sospechaban que Servián Riquelme se había ocultado en una zona de montes, pero sorpresivamente el lunes se presentó en Encarnación junto a su padre y al abogado Alberto Caraballo, quien viajó desde Buenos Aires para acompañarlo.
“La entrega fue una decisión de mi asistido, quien quiso ponerse a disposición de la Justicia para responder por el hecho y ante sus hijos”, dijo Caraballo.

COMENTARIOS