Israel reanudó los ataques a Gaza tras 20 horas de aparente calma
TENSIÓN EN MEDIO ORIENTE

Israel reanudó los ataques a Gaza tras 20 horas de aparente calma

El Ejército israelí concentra tropas, carros de combate y artillería en la frontera del enclave palestino.

La aviación israelí ha vuelto a bombardear objetivos de Hamás en la franja de Gaza tras 20 horas de aparente calma. Un portavoz castrense informó del ataque lanzado contra un recinto militar y una fábrica de armas situadas en Jan Yunis, al sur del enclave palestino después de al menos dos nuevos lanzamientos de cohetes hacia el territorio de Israel. Las Fuerzas Armadas habían anunciado al caer la noche el despliegue de una tercera brigada de infantería y de un batallón de artillería en la frontera con Gaza. En una medida con escasos precedentes desde la guerra de 2014, el Ejército ha concentrado tropas y carros de combate y ha movilizado a miles de reservistas en previsión de una nueva escalada bélica en el enclave palestino. Un alto cargo del Gobierno aseguró al diario Haaretz que no se había alcanzado ningún alto el fuego con Hamás.
El anuncio de la movilización de tropas coincidió con el primer lanzamiento de un proyectil desde que el intercambio de ataques entre ambas partes había quedado suspendido. Desde la tarde del lunes, las milicias palestinas de Gaza habían disparado más de 60 cohetes y granadas de mortero, mientras que Israel lanzó decenas de bombardeos desde aviones, helicópteros y baterías de artillería contra posiciones de Hamás y de la Yihad Islámica.
La ofensiva desencadenada por Israel, que dejó heridas al menos siete personas, según responsables sanitarios palestinos, responde a una acción de represalia por el disparo desde Gaza de un cohete que destruyó una casa, al noreste de Tel Aviv, y causó heridas a sus siete habitantes. Gran parte de los municipios israelíes han abierto al público los refugios antibombardeos en previsión de nuevos lanzamientos de cohetes.
Las Fuerzas Armadas y las autoridades militares de Protección Civil impusieron limitaciones a las actividades civiles en las poblaciones israelíes cercanas al enclave costero palestino. Las escuelas permanecen cerradas, así como los centros de trabajo que no dispongan de refugios cercanos para los empleados. Al mismo tiempo, los trabajos agrícolas en la región han quedado restringidos. Las sirenas de alarma se activaron en la madrugada del martes en decenas de localidades israelíes. No hubo parte de víctimas. La mayoría de los proyectiles cayeron sobre zonas deshabitadas y el resto fueron interceptados por el sistema defensivo antimisiles Cúpula de Hierro.
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, regresó a su país tras haber acortado su visita a Estados Unidos, donde del presidente Donald Trump reconoció oficialmente el lunes la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán, territorio sirio ocupado desde 1967. En plena campaña electoral de las legislativas del 9 de abril, Netanyahu trata de mostrar ahora mano dura ante Hamás, después de haber contenido la respuesta militar en anteriores episodios de lanzamientos de cohetes.

COMENTARIOS