Las autoridades llaman a toda la población a vacunar a sus hijos.
Las autoridades llaman a toda la población a vacunar a sus hijos.
PREOCUPACIÓN SANITARIA EN ESTADOS UNIDOS

Fuerte rebrote del sarampión

Más de mil estudiantes y miembros del personal de dos universidades de Los Angeles, en el estado de California, fueron puestos en cuarentena en los campus o enviados a sus casas esta semana, en una de las estrategias más amplias para contener el sarampión en Estados Unidos, donde se ha registrado el mayor número de casos en 25 años.
Para el viernes por la tarde, dos días después de que el condado Los Ángeles ordenó tomar precauciones, cerca de 325 de los afectados habían sido autorizados a volver a sus actividades tras demostrar ser inmunes a la enfermedad por medio de registros médicos o exámenes, dijeron las autoridades de salud.
Las medidas en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y en la Universidad Estatal de California (CSU) -que en conjunto tienen más de 65.000 estudiantes-, reflejan la seriedad con que las autoridades de salud pública se están tomando este brote en la nación.
"El sarampión realmente mata a la gente. Así que tenemos que tomar eso muy en serio", dijo el doctor Armand Dorian, director médico en el Hospital Verdugo Hills de la CSU.
A los que están en cuarentena se les ordenó permanecer en sus casas y evitar el contacto con otras personas. También se les prohibió utilizar el transporte público, incluidos aviones, trenes, ómnibus y taxis. Si deben viajar debido a una emergencia, se les dijo que primero tenían que notificar a las autoridades de salud pública. "Esta es una orden legalmente vinculante", dijo la doctora Barbara Ferrer, directora de salud pública del condado, a la prensa.
La cifra de casos de sarampión en Estados Unidos se ha incrementado a casi 700 este año, incluyendo cinco en el condado Los Ángeles y 38 en total en California. El brote es atribuido en gran medida a que algunos padres se niegan a inmunizar a sus hijos debido a información errónea sobre los presuntos peligros de la vacunación.

COMENTARIOS