Putin: la desnuclearización coreana “es posible”
ENCUENTRO CON KIM

Putin: la desnuclearización coreana “es posible”

El presidente ruso demanda para Corea del Norte “garantías de seguridad” a cambio de eliminar su arsenal atómico.

El presidente ruso, Vladimir Putin, calificó ayer de “sustancial” su primera reunión con el líder norcoreano, Kim Jong-un, y aseguró que la desnuclearización de la península coreana “es posible”, aunque Pyonyang exige a cambio garantías de seguridad.
“Hemos hablado, por supuesto, de la situación en la península coreana. Intercambiamos opiniones sobre lo que hay que hacer para que la situación tenga perspectivas de mejora”, dijo Putin, al punto que agregó que veía “posible” la desnuclearización de la península coreana. El encuentro de febrero pasado en la capital de Vietnam -el segundo entre Trump y Kim tras la cumbre del año pasado en Singapur- concluyó de manera abrupta por la falta de acuerdo entre ambos países sobre los pasos a seguir para continuar el desarme nuclear norcoreano.
Las conversaciones en Vladivostok se iniciaron con una primera reunión a solas entre ambos jefes de Estado, que continuó después con un encuentro ampliado a las delegaciones oficiales.
Entre ambos encuentros, Putin dijo a la prensa que las reuniones transcurrieron en un ambiente “constructivo, profesional y amistoso” y que en ellas también se abordaron la historia de las relaciones entre ambos países y los planes de desarrollo de la cooperación bilateral.
Kim, en el poder desde 2011, aseguró por su parte que había llegado a Vladivostok para tratar “las vías para el arreglo pacífico” del conflicto nuclear en la península coreana, que, en su opinión, despierta un “interés prioritario” en el mundo. Putin recordó que fue el padre del actual líder del país comunista, Kim Jong-il -con el que se había reunido en tres ocasiones (2000, 2001 y 2002)- el que impulsó la firma de un tratado de amistad con Rusia.

Gran parte del diálogo entre los dos se centró en el proceso de desnuclearización, pero el interés dentro y fuera de Rusia también estaba puesto en escrutar cada gesto entre ambos para ver el nivel de afinidad que podía existir.
“Corea del Norte necesita garantías de seguridad, de defensa de su soberanía”, señaló el presidente ruso en una conferencia de prensa, en la que llamó a todos los países interesados a dar “los primeros pasos” para incrementar la confianza.
“Me dio la impresión de que el líder norcoreano defiende ese punto de vista. Solo necesita garantías de seguridad. Eso es todo. ¿Cuáles pueden ser esas garantías sino jurídicas?”, apuntó y anticipó que hablará “con los estadounidenses y nuestros amigos chinos” sobre los resultados del encuentro.
La cumbre se realizó en una universidad de Vladivostok, la ciudad rusa ubicada a orillas del océano Pacífico, donde, según los participantes, hubo un ambiente bastante distendido y los dos líderes se mostraron relajados.

COMENTARIOS