Sospechado de coimas y a punto de ir a prisión, se suicidó Alan García
PERÚ

Sospechado de coimas y a punto de ir a prisión, se suicidó Alan García

Minutos antes de ser detenido y en momentos en los que dijo que iba a su habitación a llamar a su abogado, el ex presidente peruano se mató ayer en Lima.

El ex presidente peruano Alan García murió ayer en Lima, horas después de pegarse un tiro en la cabeza cuando iba a ser detenido por la Policía en el contexto de la causa judicial en la que se investigaba si recibió sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.
Alan Gabriel Ludwig García Pérez, de 69 años, se disparó en su dormitorio poco después de las 6, cuando seis policías encabezados por el fiscal Henry Amenábar llegaron a su residencia del barrio Miraflores para cumplir la orden del juez Juan Carlos Sánchez Balbuena de detenerlo preventivamente por 10 días y allanar la casa.
El ex mandatario dijo al fiscal y a los uniformados que llamaría a su abogado desde su habitación, y segundos más tarde se escuchó un disparo, afirmó a la prensa el ministro del Interior, Carlos Morán.
Trasladado al hospital Casimiro Ulloa, fue sometido a una intervención quirúrgica que se interrumpió tres veces para reanimarlo tras sufrir sendos paros cardíacos, informó la ministra de Salud, Zulema Torres, y falleció a las 10.05, según un comunicado del centro asistencial.
Los restos de García eran velados en la sede del Partido Aprista Peruano (PAP). Por decisión de sus familiares, serán inhumados en una ceremonia privada y no recibirán los honores protocolares correspondientes a su condición de ex jefe de Estado, anunció el legislador y presidente de la Comisión Política del PAP, Mauricio Mulder.
El presidente Martín Vizcarra dijo que se sentía “consternado” por la muerte del ex mandatario y el gobierno decretó tres días de duelo nacional.
El Ministerio Público investigaba si García cometió los delitos de lavado de activos, tráfico de influencia y colusión, debido a sospechas de que recibió sobornos de Odebrecht para adjudicarle la construcción de una línea del Metro de Lima.
Por el mismo caso fueron detenidos ayer el ex ministro de Transporte Enrique Cornejo, el ex secretario general de la Presidencia Luis Nava y el empresario Miguel Atala, y se dictaron órdenes similares contra otras cinco personas.
“Ningún documento me menciona; puedo decirles que yo, para robar, no nací; sé que muchos peruanos lo creen porque así se ha repetido y es la manera de criminalizar a un político que les ganó dos veces a sus adversarios”, dijo García ayer a la radio RPP.
“Soy el hombre más investigado del Perú en los últimos 30 años y lo que tengo es absolutamente producto de mi trabajo, y así se ha demostrado”, agregó en su última declaración a la prensa.
Una afirmación similar hizo en su cuenta oficial en Twitter: “Como en ningún documento se me menciona y ningún indicio ni evidencia me alcanza, solo les queda la especulación o inventar intermediarios. Jamás me vendí y está probado.”
García, quien gobernó Perú en 1985-90 y 2006-11, era el líder indiscutido y presidente del PAP, el partido más antiguo de América latina, fue fundado en 1924, originalmente de centroizquierda y que en el siglo XXI viró hacia la centroderecha.
Sospechado e investigado por diversos motivos derivados de sus dos gobiernos, García, que nunca había sido detenido, es el primer ex presidente peruano que se suicidó.
En 1992, García se radicó en Colombia, país que le concedió asilo político luego de que la dictadura de Alberto Fujimori lo procesara por varios cargos de corrupción, y luego en Francia, y regresó a Perú en 2001, una vez que la Corte Suprema de Justicia declaró prescriptos los delitos.

COMENTARIOS