Arabia Saudita recompensa a los hijos de Jamal Khashoggi
CRIMEN DEL PERIODISTA

Arabia Saudita recompensa a los hijos de Jamal Khashoggi

Los cuatro hijos de Jamal Khashoggi, el periodista de Arabia Saudita que colaboraba para The Washington Post y fue asesinado el 2 de octubre en el consulado de Estambul en Turquía, han sido recompensados por el reino con casas y pensiones mensuales.
Estas compensaciones, aprobadas el año pasado por el rey Salman con el objetivo de controlar las declaraciones públicas de los afectados, superan los 10.000 dólares para cada uno de los dos hijos y las dos hijas del periodista.
Adicionalmente, podrían recibir grandes sumas monetarias como producto del juicio contra los presuntos asesinos. Los descendientes de la víctima han mantenido hasta ahora un cauto silencio a pesar de las inconsistencias en la investigación y las críticas internacionales que despertó el caso y colocan al príncipe heredero, Mohammed ben Salman, como uno de los mayores responsables de su muerte.
La confirmación del brutal asesinato del periodista Khashoggi trascendió luego más de tres intensas semanas de búsqueda.
Antes de su desaparición, había acudido al consulado de su país en Turquía para retirar documentos previo al casamiento con su prometida turca Hatice Cengiz. Los primeros anuncios oficiales afirmaban que el periodista había salido de ahí por sus propios medios, pero luego admitieron que finalmente la muerte ocurrió en sus dependencias como producto de una pelea.
Esa versión también fue desmentida al reconocer que en realidad se trató de un asesinato planificado en manos de más de 15 agentes que habían llegado a esa ciudad la noche anterior. Si bien la fiscalía pública local arrestó entonces a 18 ciudadanos sauditas, hasta la fecha niegan su participación en el crimen.

COMENTARIOS