Renunciaron las redactoras de una revista femenina del Vaticano

Renunciaron las redactoras de una revista femenina del Vaticano

La publicación mensual reveló casos de abusos contra las mujeres dentro de la Iglesia. Criticaron un supuesto cambio en la línea editorial.

La redacción completa de la revista femenina mensual de L'Osservatore Romano renunció. Según la ahora exdirectora del suplemento, Lucetta Scaraffia, todo ocurrió por un "clima de desconfianza y deslegitimación progresiva" creado por las nuevas autoridades del histórico periódico bajo el mando del escritor y ensayista Andrea Monda.

Con Scaraffia se van las 10 redactoras que cada mes contribuían, hace siete años, en la publicación de notas, artículos, reflexiones sobre el mundo católico y la relación con las mujeres.

La revista publicó en febrero un informe sobre las monjas que fueron abusadas por miembros del clero, algunas de ellas obligadas a abortar o dar a luz. Además, el año pasado denunció la explotación que sufren algunas religiosas que trabajan para obispos y cardenales, quienes le dan un trato como de sirvienta.

Sobre los abusos denunciados, la directora escribió en la carta al Papa: "No quisimos callarnos más: hubiera sido herida de modo grave la confianza que tantas mujeres habían depositado en nosotras. Ahora nos parece que una iniciativa vital se reduce al silencio y que se vuelve al viejo y árido hábito de la elección desde arriba, bajo el directo control masculino, de mujeres consideradas confiables".

El director del periódico, Andrea Monda, que asumió en diciembre, rechazó las acusaciones. Al respecto, aseguró “garantizar” a toda la redacción "la misma autonomía total y la misma libertad total que caracterizaron a la publicación mensual desde que nació".

"De ningún modo elegí a alguien, hombre o mujer, con el criterio de la obediencia. Al contrario, evitando interferir con el suplemento mensual, pedí en la realización del diario un diálogo realmente libre, no construido sobre el mecanismo de los unos contra los otros o de los grupos cerrados", destacó Monda, que aseguró la continuidad del mensuario.

"Mujer, Iglesia, Mundo" nació en 2012, por una iniciativa de Scaraffia y recibida con entusiasmo por Giovanni Maria Vian, antecesor de Monda, apoyada por Benedicto XVI primero y por Francisco después.

COMENTARIOS