Como si fuera un videojuego

Las matanzas repentinas de tiradores solitarios se han vuelto una tristísima realidad cotidiana, primero en Estados Unidos y luego en muchas otras partes del mundo.
Pero esta vez se sumó un escalofriante condimento: el terrorista de la masacre en Nueva Zelanda se filmó en todo momento y transmitió la secuencia completa por Facebook.
Tarrant, de 28 años y nacido en Australia, había publicado previamente en una página web un manifiesto en el que se describía a sí mismo y explicaba los motivos racistas y xenófobos del ataque.
“Solo soy un hombre blanco común, de una familia normal que ha decidido tomar una postura para asegurar el futuro de su gente”, escribió el asesino en sus redes sociales.<
En las imágenes se puede ver cómo el hombre llega a la mezquita de Christchurch, toma del baúl de su auto dos armas, escritas con diversas inscripciones y, tras entrar al jardín, empieza a disparar a los feligreses que se encontraban en la puerta.
Así iniciaron en Christchurch los 17 minutos de terror.
El punto de vista de la cámara recuerda a la de los “shooters”, los videojuegos de disparos en primera persona.
“Pero las imágenes no muestran ningún juego, sino una masacre contra gente inocente y desarmada”, relató ayer, aun conmovida, la prensa de ese país oceánico.
Todo el sangriento raid pudo ser seguido en vivo (o luego también mientras el video circuló por las redes) ante el espanto de los que se topaban con las imágenes.
A los pocos minutos, Facebook desactivó el video pero ya era tarde.
Las imágenes comenzaron a multiplicarse en las redes.
Luego YouTube también se encargó de ir bajando los videos que varios usuarios postearon en la red tras tomarlo de Facebook.
El video termina con el escape en auto. La fuga no le impide al terrorista a arrollar a una de sus víctimas. Luego escapa a toda velocidad.
La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, confirmó que fueron 49 los muertos. Treinta de ellos murieron dentro de la mezquita Masjid Al Noor durante el ataque de Tarrant. Las otras diez víctimas fatales perdieron la vida en el segundo atentado, que tuvo lugar en la mezquita de Linwood Masjid.

COMENTARIOS