China advirtió que si invade Taiwán considerará “criminales de guerra” a los independentistas
BEIJING

China advirtió que si invade Taiwán considerará “criminales de guerra” a los independentistas

Un alto mando militar chino aseguró que ese país considerará a los independentistas taiwaneses como “criminales de guerra”, en caso de que Beijing se viera forzada a llegar a la vía de las armas para recuperar el anhelado poder sobre la isla, informó hoy el diario estatal Global Times.
El teniente general del Ejército Popular de Liberación (EPL) He Lei aseguró que no cree que “los separatistas tengan medios o capacidad para separar la isla de la parte continental”.
En cualquier caso, He urgió a los “separatistas” a abandonar su objetivo “antes de que sea demasiado tarde”, ya que de lo contrario se convertirían en los “principales culpables” de que China tuviera que resolver la disputa por la fuerza.
“Deseamos de manera sincera que no haya un conflicto militar en el Estrecho de Taiwán”, señaló He, quien agregó que, no obstante, “el EPL se preparará para cualquier posible conflicto en cualquier momento”.
Asimismo, el militar arremetió contra posibles intervenciones extranjeras en la disputa, citó la agencia de noticias EFE.
“No tenemos miedo. El EPL tiene decisión, confianza, capacidad y medios para salvaguardar firmemente la soberanía y la seguridad nacionales”, advirtió.
Las palabras de He son un eco de las pronunciadas el pasado día 2 por el presidente chino, Xi Jinping, cuando dijo que Taiwán “debe ser y será reunificado” con China.
“No prometemos renunciar al uso de la fuerza y nos reservamos la opción de tomar todas las medidas necesarias”, afirmó Xi durante un discurso por el cuadragésimo aniversario de la “Carta a los compatriotas de Taiwán”.
La citada carta inició un giro hacia la solución pacífica del conflicto entre Pekín y Taipéi sentando las bases del principio “un país, dos sistemas”, que otorgaría a la isla un alto grado de autonomía pero bajo la soberanía de China.
“Los chinos no combaten con los chinos”, apuntó el líder del país asiático, al tiempo que precisó que una intervención armada sería un recurso contra “la interferencia de fuerzas externas y el pequeño número de separatistas de Taiwán y sus actividades”.
Aunque Taiwán funciona como un país independiente desde que, en 1949, los nacionalistas chinos se refugiaran en la isla tras ser derrotados por los comunistas y lo fundaran, China lo considera una provincia rebelde.

COMENTARIOS