Murió envenenado el hijo de un testigo clave en la causa Odebrecht
COLOMBIA

Murió envenenado el hijo de un testigo clave en la causa Odebrecht

El hijo de un testigo clave de la empresa constructora con su sede en Colombia falleció envenenado, tres días más tarde de que su padre también perdiera la vida.
Alejandro Pizano murió luego de consumir agua de una botella que estaba contaminada con cianuro y que se encontraba depositada dentro del escritorio de su padre, que había perdido la vida producto de un infarto.
Los decesos se produjeron entre el jueves y domingo de la semana pasada y, aunque en principio se creyó que todo se había producido por productos naturales, luego se reveló que se trató de un presunto envenenamiento.
“Las pruebas recaudadas indican que la víctima habría encontrado el cianuro en una botella de agua saborizada que se hallaba en el escritorio de su padre, de la cual ingirió un sorbo”, explicaron los investigadores.
En tanto, Jorge Enrique Pizano fue un ex auditor financiero de la empresa que se alió con Odebrecht para construir la Ruta del Sol II, que conecta centro con el norte de su país.
Dentro de la causa de corrupción, se presume que habría pagado sobornos millonarios para quedarse con la obra.
Alejandro Pizano había vuelto de España, donde vivía, para asistir al velatorio de su padre. Desde su entorno familiar indicaron que tras beber de la botella, el hombre advirtió un sabor extraño y luego sintió un fuerte dolor estomacal y falleció camino al hospital.

COMENTARIOS