Trump retuvo el Senado y los demócratas recuperaron la Cámara baja en EE. UU.
ELECCIONES

Trump retuvo el Senado y los demócratas recuperaron la Cámara baja en EE. UU.

El Presidente celebró el avance de su Partido Republicano en el Senado y se jactó del triunfo de varios de los candidatos por los que hizo campaña. Llamó a la oposición a “trabajar juntos”.

Los demócratas recuperaron el control de la Cámara de Representantes, mientras que los republicanos lograron retener el Senado, según los primeros resultados de las elecciones legislativas que le propinaron un revés al presidente, Donald Trump, y a los republicanos, aunque sin llegar a ahogarlos del todo bajo una “ola azul”.
Los demócratas se encaminaban a conseguir 228 bancas de las 435 de la Cámara de Representantes, según las primeras proyecciones de los resultados oficiales, una victoria que les permitiría sumar 35 bancas, tomar el control de la Cámara baja y frenar la agenda legislativa de Trump y los republicanos. La oposición podrá, además, lanzar una batería de investigaciones sobre el Presidente, e incluso iniciarle un juicio político.
Los republicanos lograron ampliar su dominio del Senado. Las proyecciones señalaban que el oficialismo sumaría dos bancas y llevaría su mayoría en la Cámara alta a 54 escaños, un logro que le permitirá a Trump continuar colocando jueces en los tribunales federales, o la Corte Suprema.
Ambos resultados confirmaron los pronósticos de las encuestas, y le brindaron argumentos a ambos bandos para cantar victoria. Trump sufrió un revés al perder la Cámara baja. Pero el retroceso del oficialismo, ampliamente esperado y en línea con la historia, fue más leve al que sufrieron Barack Obama, en 2010, o Bill Clinton, en 1994, y similar al de George W. Bush, en 2006. Así y todo, los demócratas lograron un triunfo esquivo desde 2008, y pudieron quebrar la hegemonía republicana, recostada en un mapa de distritos que, en muchos estados, está diseñado para garantizar su triunfo.
El oficialismo logró retener el Senado, una victoria que se preveía sencilla en los papeles ante la ventaja que les brindaba la matemática electoral: los demócratas pusieron más bancas en juego, incluidas 10 en estados que Trump había ganado en 2016. Nancy Pelosi, líder demócrata en la Cámara baja, prometió un “nuevo día” en Estados Unidos, y ensayó un tradicional llamado a la unidad a un país cada vez más dividido.
“Un Congreso demócrata trabajará por soluciones que nos unan porque todos hemos tenido suficiente división”, dijo.
La elección dejó varios resultados históricos. Hubo un avance franco de las mujeres en cargos electivos. Por primera vez, dos mujeres musulmanas, Ilhan Omar y Rhashida Tlaib, serán representantes en la Cámara baja. Y Alexandria Ocasio Cortez se convirtió en la mujer más joven en ganar una banca en el Congreso. En Colorado, Jared Polis resultó ser el primer gay del país en ser electo gobernador.

COMENTARIOS