Jair Bolsonaro, el candidato ultraderechista, y Fernando Haddad, apoyado por demócratas.
Jair Bolsonaro, el candidato ultraderechista, y Fernando Haddad, apoyado por demócratas.
BALOTAJE EN BRASIL

Bolsonaro y Haddad, en una elección crucial que puede cambiar la historia

La ciudadanía deberá decidir entre un ultraderechista que promete armar a la población y un profesor universitario, candidato del Partido de los Trabajadores.

Brasil se enfrentará hoy a la elección más violenta, disputada e inédita de la historia reciente con el balotaje entre el ultraderechista ex militar Jair Bolsonaro y el profesor universitario y ex ministro de Educación Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT).
La elección estuvo marcada por una campaña que inauguró una era en la historia democrática mundial: la diseminación de noticias falsas por las redes sociales como Facebook, como ocurrió en Estados Unidos, sino mediante el whatsapp.
Por eso la policía federal y el Tribunal Superior Electoral investigan a Bolsonaro por su supuesta vinculación con el financiamiento ilegal mediante empresarios aliados de al menos 4 millones de dólares en el envío por whatsapp de noticias falsas sobre su rival.
En la primera vuelta Bolsonaro ganó con el 46% de los votos contra el 29% de Haddad, que tuvo un apoyo crítico y silencioso del tercero colocado, el laborista Ciro Gomes, que logró el 13%.
Bolsonaro, que lidera las encuestas pero vio reducir drásticamente en las últimas horas su favoritismo, estuvo en su residencia de Barra de Tijuca, Río de Janeiro, reunido con aliados, entre ellos varios generales retirados que formarían parte de su gabinete.
Desde que fue víctima de un atentado el 6 de septiembre, Bolsonaro estuvo internado 23 días y luego se limitó a aparecer en las redes sociales y no concurrió a los debates: su principal promesa de campaña es, por ahora, armar a la población y luchar contra la corrupción.
Haddad acudió ayer sábado a la mayor favela de San Pablo, Heliópolis, donde afirmó que Bolsonaro "es una persona truculenta que no respeta las instituciones y defiende el retorno del fascismo, de la cultura de la violación y de la tortura".
El ex ministro de Educación de Luiz Inácio "Lula" da Silva y ex alcalde de la ciudad de San Pablo asumió en septiembre la candidatura debido a que el ex presidente, gran favorito en las encuestas, fue inhabilitado por estar preso y condenado en dos instancias por corrupción en la Operación Lava Jato.

Demócratas con Haddad
Haddad obtuvo el apoyo ayer sábado de un emblema en la lucha contra la corrupción, el ex presidente del Supremo Tribunal Joaquim Barbosa, el primer juez negro de la alta corte que fue el encargado de condenar a dirigentes del PT por corrupción en 2011 en el caso conocido como Mensalao.
Barbosa dijo que tenía "miedo" de la victoria de Bolsonaro, un ex capitán paracaidista del Ejército que durante su carrera parlamentaria defendió la dictadura militar, la tortura a los detenidos y ahora se encuentra ante el desafío de gobernar un país partido en dos y con clima creciente de violencia política.
Otros políticos como el expresidente Fernando Henrique Cardoso, del Partido de la Social Democracia Brasileña, repudiaron a Bolsonaro pero no hicieron campaña por Haddad.

COMENTARIOS