Trump recorta la ayuda económica  a Centroamérica, por los inmigrantes
CUMPLE CON LA AMENAZA

Trump recorta la ayuda económica a Centroamérica, por los inmigrantes

El presidente estadounidense hace efectiva la advertencia presupuestaria contra Guatemala, Honduras y El Salvador.

A Donald Trump se le ha acabado la paciencia. El presidente estadounidense ha dejado atrás las amenazas contra los países cuyos ciudadanos integran la caravana de inmigrantes y ha dado paso a los hechos: EE. UU. recortará las ayudas económicas a Guatemala, Honduras y El Salvador. “Comenzaremos a reducir ahora, o reduciremos sustancialmente, la masiva ayuda extranjera que se les da habitualmente”, sentenció este lunes el republicano en su cuenta de Twitter. Además, calificó el contingente que atraviesa México con dirección a Estados Unidos de “emergencia nacional”.
En 2014 se gestó un plan para frenar la inmigración irregular que llegaba a Estados Unidos desde el llamado triángulo Norte de Centroamérica. La bautizada entonces Alianza para la Prosperidad tiene como objetivo entregar fondos a los países centroamericanos para que generen oportunidades de trabajo y programas contra la violencia. Washington ha recortado notablemente su ayuda desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. El pasado año fiscal, 2018, destinó casi 68 millones de dólares a Honduras. Según la última propuesta de presupuesto del Departamento de Estado, EE. UU. planea entregar a Honduras casi 66 millones de dólares en el año fiscal 2019, que incluyen 65 millones en asistencia económica y 750.000 dólares para la formación de militares.
El mandatario sostuvo que en la columna de más de 7.200 personas, formada principalmente por hondureños, hay “criminales” y personas de Oriente Próximo que no se sabe quiénes son. Dos afirmaciones que no han sido argumentadas. “Lamentablemente, parece que la policía y los militares de México no pueden detener a la caravana que se dirige a la frontera Sur de Estados Unidos. He alertado a la patrulla fronteriza y al Ejército de que se trata de una emergencia nacional. ¡Se deben cambiar las leyes!”. Trump ha aprovechado la crisis migratoria para ponerla en el centro del debate político a dos semanas de las legislativas.
“¡Cada vez que vea una caravana, o personas que vienen ilegalmente, o intentan entrar ilegalmente a nuestro país, piense y culpe a los demócratas por no darnos los votos para cambiar nuestras patéticas leyes de inmigración! ¡Recuerde las legislativas! Tan injusto para los que entran legalmente”, afirmó el presidente, que ha tenido un papel muy activo durante la campaña republicana en la recta final de las elecciones del 6 de noviembre. Trump ha pedido a los candidatos de su partido que lleven la inmigración al centro del debate de unos comicios en los que los republicanos luchan por retener una mayoría en el Congreso que los sondeos apuntan que podrían perder.

COMENTARIOS