El Papa aceptó la  renuncia del arzobispo de Washington
ABUSOS

El Papa aceptó la renuncia del arzobispo de Washington

El escándalo global de abusos de menores en la Iglesia Católica eyectó de su puesto al arzobispo de Washington, Donald Wuerl, acusado de encubrimientos de ese delito, según lo confirmó el Vaticano ayer.
Los escándalos de abusos a menores sumieron al Vaticano en un proceso de purga sin precedentes. Especialmente por la relevancia de los afectados y los niveles a los que están llegando las acusaciones. Cayó la cúpula entera de la jerarquía eclesial chilena. Luego le tocó al cardenal Theodore McCarrick, a quien el Pontífice retiró la birreta cardenalicia por primera vez en 90 años. Y ahora Francisco aceptó la renuncia del arzobispo de Washington, el cardenal Donald Wuerl, de 77 años, salpicado por el tremendo escándalo del informe de la Fiscalía de Pensilvania (EE. UU.), un documento de 1.356 páginas de abusos de clérigos a más 1.000 menores de edad.
El cardenal, de 77 años, había explicado en una carta a los sacerdotes de la archidiócesis de Washington ese mismo mes su decisión de pedir la renuncia de nuevo al Papa, pues ya la había presentado hace tres años por motivos de edad. Pero, a diferencia de ocasiones anteriores, el Vaticano no pretendió ocultar el motivo real e hizo pública una carta del Papa donde, como en otras ocasiones, Francisco acepta la dimisión pero también lo defiende. “Tienes elementos suficientes para justificar tus acciones y distinguir entre lo que significa encubrir los crímenes o no, para hacer frente a los problemas, o cometer algunos errores. Sin embargo, tu nobleza te ha llevado a no elegir esta forma de defensa. De esto, estoy orgulloso y agradecido”, apunta el Papa en su carta.
Muchas voces en el Vaticano dudan del nivel de responsabilidad de Wuerl en los escándalos y creen que no es responsable de encubrimiento.

COMENTARIOS