Al menos cuatro muertos por el huracán Florence
EE.UU.

Al menos cuatro muertos por el huracán Florence

El fenómeno dejó al menos cuatro personas fallecidas tras tocar tierra en Carolina del Norte, derribando árboles y anegando calles con lluvias torrenciales. Disminuyó la velocidad de su desplazamiento, lo que amenaza con días de inundaciones.

El huracán Florence, que castiga con furia a Carolina del Norte, ya produjo cuatro víctimas fatales. Una mujer y su bebé fueron las primeras por la caída de un árbol sobre su casa. El padre quedó herido y fue hospitalizado, informó la Policía de Wilmington, donde el huracán causa estragos.
El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, dijo que Florence podría cubrir casi todo el estado con varios metros de agua. En tanto, el experto del Servicio Meteorológico Nacional Brandon Locklear estimó que Florence podría hacer caer el equivalente a lo que llueve en ocho meses durante dos o tres días.
A su vez el director del Departamento de Emergencias del condado de Pender, Tom Collins, precisó que una mujer sufrió un ataque al corazón, y que el equipo médico no pudo llegar a tiempo hasta donde ella se encontraba debido a los árboles caídos que encontraron en el camino.
Collins indicó que la ambulancia contaba con la ayuda de un vehículo para retirar los árboles pero que la rama de uno atravesó su parabrisas y no pudo continuar con su labor.
Se trata de las tres primeras víctimas mortales confirmadas a causa del ciclón en Carolina del Norte, que al momento de tocar tierra generaba vientos máximos sostenidos de cerca de 150 kilómetros por hora.
El huracán Florence, que tocó tierra el jueves, avanzó sobre Carolina del Norte con fuertes vientos de 144 por hora y terribles mareas de tempestad, destrozando edificios y cortando la energía de medio millón de hogares y negocios mientras la zona se prepara para lo que podría ser un larga y extraordinariamente destructiva ola de lluvias torrenciales.
Más de 60 personas tuvieron que ser sacadas de un motel en vías de colapsar en el punto álgido de la tormenta, y muchas más, que desafiaron las órdenes de evacuación, también fueron rescatadas. Partes de edificios destrozados volaron por el aire.
Aún más ominoso es que los meteorólogos dijeron que el golpe del huracán en la costa duraría horas y horas porque Florence avanza lentamente a solo 9 km/h y seguía extrayendo energía del océano.
Las advertencias sobre “inundaciones catastróficas” siguen vigentes. Potentes ráfagas de viento y lluvias torrenciales dañaron inmuebles y dejaron a gente atrapada en medio de las aguas crecidas
Horas antes, las lluvias torrenciales que acompañan a Florence ya habían provocado inundaciones de agua marina en calles de zonas costeras y dejó a decenas de miles sin electricidad. Las autoridades prevén inundaciones “catastróficas” por la lluvia en la costa este de Estados Unidos.
La Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (Fema) apuntó que el mayor peligro que representa Florence es “la tremenda cantidad de agua” que descargará a su paso por Carolina del Norte, del Sur y Virginia, en la costa este de Estados Unidos.

COMENTARIOS