Reencuentro de coreanos  separados por la guerra
TRAS 68 AÑOS

Reencuentro de coreanos separados por la guerra

La guerra que comenzó en 1950 fue la que los separó. La violencia desatada por aquel entonces en la península coreana fue la que los alejó, por años, por décadas. Hoy, a 68 del comienzo del conflicto bélico, unas 90 familias de las dos Coreas se reunieron en Corea del Norte, en medio de una emoción desmedida que incluyó lágrimas, abrazos y besos.
Tras la histórica reunión en abril entre el líder del régimen de Pyongyang, Kim Jong-un, y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ambos mandatarios acordaron avanzar hacia la paz definitiva de la región y permitir encuentros entre madres, padres, hijos e hijas separados décadas atrás, entre otras cuestiones.
Por eso unos 330 surcoreanos de 89 familias, muchos de ellos en sillas de ruedas, se vieron cara a cara con 185 parientes de Corea del Norte y se abrazaron entre lágrimas, alegría e incredulidad: de hecho, algunos tenían dificultades para reconocer a seres queridos que no habían visto en más de 60 años.
Las reuniones durarán en total 11 horas a lo largo de los próximos tres días en el complejo turístico de Mount Kumgang después de que ambos países reiniciaran los intercambios tras una crisis por los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte. Muchos de los surcoreanos que participan en la iniciativa son refugiados de guerra nacidos en Corea del Norte que verán a sus hermanos pequeños o a sus sobrinos, muchos de los cuales rondan los 70 años.

COMENTARIOS