El Pentágono especula con un entrenamiento militar chino para atacar a aliados
FUERZAS ARMADAS

El Pentágono especula con un entrenamiento militar chino para atacar a aliados

En el área militar creen que el mensaje que quiere enviar Pekín con estas actuaciones no está claro, “más allá de una demostración de capacidades mejoradas”.

Las fuerzas armadas de China han ampliado sus operaciones de bombarderos en los últimos años mientras “probablemente entrenan para ataques” contra Estados Unidos y sus aliados, según un informe del Pentágono publicado el jueves. La evaluación se incluye en un informe anual que destaca los esfuerzos de Pekín para aumentar su influencia global.
El Pentágono calcula que los gastos de defensa chinos superaron los 190.000 millones de dólares en 2017. En 2028, el importe podría ascender a 240.000 millones, según los cálculos del organismo.
“Durante los últimos tres años, el Ejército Popular de Liberación (PLA, por sus siglas en inglés) amplió rápidamente sus áreas operativas de bombarderos sobre el agua, adquiriendo experiencia en regiones marítimas críticas y probablemente entrenando para ataques contra objetivos estadounidenses y aliados”, dice el informe. Para el Pentágono, el mensaje que quiere enviar Pekín con estas actuaciones no está claro, “más allá de una demostración de capacidades mejoradas”.
La embajada china en Washington todavía no ha hecho ningún comentario al respecto.
El informe del Pentágono también refleja una moderación en el crecimiento económico del país asiático. Aun así, la evaluación afirma que el programa espacial chino está progresando muy rápidamente. “El PLA continúa reforzando su capacidad militar espacial pese a su posición contraria a la militarización del espacio”, explica.
La administración Trump ya anunció este mes su ambicioso plan para iniciar una nueva fuerza espacial en 2020, que sería la sexta rama de las fuerzas armadas. Uno de los argumentos utilizados para justificar esta investigación es que rivales, como China, están preparándose militarmente en este ámbito.
El documento se ha publicado mientras China y Estados Unidos planean mantener conversaciones comerciales, ofreciendo la esperanza de que puedan resolver un conflicto arancelario creciente que amenaza con degenerar en una guerra comercial total.
Antes, durante este año, las fuerzas aéreas chinas aterrizaron bombarderos en islas y arrecifes del Mar del Sur, como parte de un ejercicio de entrenamiento en esta disputada región. En enero, el Pentágono puso en contrapartida a Pekín, junto con Rusia, en el centro de una nueva estrategia de defensa nacional.
Estados Unidos y China mantienen una relación militar destinada a contener las tensiones que se ha puesto a prueba en los últimos meses. En mayo, especialmente: el Pentágono retiró una invitación a China para unirse a un ejercicio naval multinacional. Sin embargo, en junio el secretario de Defensa, Jim Mattis, fue el primer alto cargo de la institución que visitó China.

COMENTARIOS