Tras 17 días rescataron a los chicos de la cueva
TAILANDIA

Tras 17 días rescataron a los chicos de la cueva

Los 12 futbolistas y su entrenador fueron llevados al hospital, a la espera de ver si contrajeron infecciones. Al menos dos tienen síntomas de pulmonía. Todos usan anteojos de sol para acostumbrarse a la luz del día.

La odisea que mantuvo en vilo a audiencias de todo el mundo, tuvo este martes un final feliz. Los doce chicos de un equipo juvenil de fútbol -con edades que van de los 11 a los 16 años- y uno de sus entrenadores -de 25 años- fueron rescatados después de haber pasado entre 15 y 17 días atrapados en una cámara de una cueva que se inundó (hubo rescates domingo, lunes y martes).
La tercera etapa del rescate de los chicos y el entrenador atrapados en la cueva de Tham Luang logró sacar a los cuatro chicos y al entrenador que aún permanecían atrapados. Así lo confirmaron las autoridades tailandesas.
Un médico y tres buzos de la Armada que se quedaron con los niños antes de que salieran de la cueva fueron los últimos en salir.
Las autoridades explicaron que en todos los tramos del rescate las tareas fueron más sencillas de lo esperado debido a las relativas buenas condiciones en que se encuentra la cueva. Sin embargo, la lluvia era una amenaza constante desde el comienzo de las operaciones.

Sin mundial
Los chicos rescatados finalmente no podrán asistir a la final del Mundial de fútbol en Rusia, que será este domingo 15 de julio.
Están invitados por la Fifa, pero este martes, el cuerpo médico que los atiende descartó que puedan concurrir.
“No pueden ir, deben permanecer en el hospital durante un tiempo”, declaró Thongchai Lertwilairatanapong, alto responsable del ministerio de Sanidad tailandés, en una primera conferencia de prensa en la que dio pormenores sobre la salud de los menores.
“Es probable que la vean por televisión”, agregó ante la prensa en el hospital de Chiang Rai.
Los 13 atrapados, doce chicos y su joven entrenador, ya fueron evacuados y llevados al hospital, a la espera de ver si contrajeron infecciones. Al menos dos tienen síntomas de pulmonía. Todos usan anteojos de sol para acostumbrarse a la luz del día.
Los niños ingresaron en la cueva hace dos semanas, sin víveres, y están débiles, aunque en el conjunto su estado de salud es considerado como bueno.
El presidente de la Federación Internacional de Fútbol, Gianni Infantino, había invitado a los chicos a asistir a la final del Mundial el 15 de julio en Moscú, en una carta hecha pública el 6 de julio.
“Si, como todos deseamos, se reencuentran con sus familias en los próximos días y su salud les permite hacer el viaje, la Fifa estaría encantada en invitarles a ver la final del Mundial 2018”, escribió Infantino al presidente de la Federación Tailandesa de Fútbol.

COMENTARIOS