Merkel y Seehofer llegan a un acuerdo sobre inmigración
ALEMANIA

Merkel y Seehofer llegan a un acuerdo sobre inmigración

Tras horas de expectación en el Gobierno alemán, la canciller alemana, Angela Merkel, y el ministro de Interior, Horst Seehofer, que amenazó el lunes con dimitir, han llegado a un acuerdo sobre inmigración que saca a la histórica coalición, entre la Unión Cristianodemócrata (CDU) y su hermana bávara, la Unión Socialcristiana (CSU), de una de sus peores crisis. Tras cuatro horas de reunión en Berlín, Seehofer anunció que ha llegado a un entendimiento con la canciller en relación con la gestión de los flujos migratorios que llegan al país. Seehofer, líder de la CSU, ha estado enfrentado por esa materia con Merkel, líder de la CDU, hasta el punto de llegar a presentar su dimisión el pasado domingo, una decisión que quedó suspendida a la espera de alcanzar un compromiso común con la canciller.
“Estoy contento de que se haya llegado a este acuerdo. Una vez más ha quedado claro que vale la pena luchar por una convicción. Y lo que sigue ahora es un acuerdo muy sostenible y claro para el futuro”, aseguró el ministro de Interior. La canciller alemana, por su parte, dijo que el acuerdo alcanzado es “un paso decisivo”, que va en la dirección de “ordenar y gestionar la migración secundaria”. “Después de una dura lucha y algunos días difíciles, hemos encontrado un muy buen compromiso”, comentó Merkel a los periodistas en una breve declaración en la sede de su partido.
El Gobierno alemán establecerá centros de tránsito en la frontera entre Alemania y Austria para los solicitantes de asilo que ya estén registrados en otro país de la Unión Europea y se rechazará el ingreso a estas personas, que serán enviadas de vuelta a dichos países. Principalmente, aquellos estados miembro que funcionan como puerta de entrada a Europa, como Grecia, Italia o España. El compromiso prevé llegar a “acuerdos administrativos con los países afectados”.

COMENTARIOS