La tragedia de los migrantes africanos, que buscan un sitio donde vivir en paz.
La tragedia de los migrantes africanos, que buscan un sitio donde vivir en paz.
DRAMA MUNDIAL

Rescataron a más de 750 migrantes

Las personas llegaron en distintas embarcaciones y fueron socorridas frente a las costas españolas.

En vísperas de una cumbre europea sobre la crisis migratoria que se realizará este domingo, 769 migrantes irregulares fueron rescatados ayer sábado frente a las costas españolas, adonde continúa el flujo de llegadas tras el arribo del buque "Aquarius" hace siete días.
Según informó en Twitter Salvamento Marítimo, un organismo dependiente del gobierno español, 298 personas fueron rescatadas en la zona del Estrecho de Gibraltar cuando iban a bordo de 17 embarcaciones.
En el operativo participó el dispositivo europeo Frontex de vigilancia de fronteras, y los rescatados fueron a los puertos andaluces de Tarifa, Barbate y Algeciras, constató un fotógrafo de AFP.
Otros 342 migrantes fueron socorridos en el Mediterráneo, entre el sur de España y el norte de Marruecos, y 129 más frente a las costas de la isla de Gran Canaria, en el Atlántico.
Los rescatados eran en su gran mayoría magrebíes y subsaharianos, aunque también había algunos asiáticos, indicó un portavoz de Salvamento Marítimo. Entre ellos había menores de edad, mujeres y bebés.
Las llegadas de migrantes a España desde el norte de África siguen así sucediéndose, siete días después del mediatizado arribo a Valencia, en el este del país, de las 630 personas socorridas en alta mar por el barco humanitario "Aquarius", al que tanto Italia como Malta habían rechazado acoger.
El caso del "Aquarius" ha supuesto toda una sacudida diplomática en Europa sobre la cuestión migratoria.
Italia cuenta con un nuevo gobierno cuyo ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, insiste en que los demás países deben cumplir con sus compromisos de acogida. Para coordinar esfuerzos y evitar nuevos sobresaltos, este domingo se ha convocado de urgencia una minicumbre en Bruselas, en la que se espera participen 16 países.
Entre ellos estarán Italia, Francia, Alemania, Austria, Grecia, Malta y España, con su nuevo presidente del gobierno, el socialista Pedro Sánchez, que tuvo la iniciativa de acoger a los migrantes del "Aquarius".

Tercera puerta de entrada por mar
Para preparar la cumbre, Sánchez se reunió ayer sábado en París con el presidente francés Emmanuel Macron, en su primer viaje al extranjero desde que asumió el cargo el 2 de junio.
Junto a Sánchez, Macron anunció que propone crear "centros cerrados" en suelo europeo, en donde "examinar rápidamente la situación" de los migrantes que lleguen para saber cuáles pueden "tener derecho al asilo" en la UE y cuáles son susceptibles de ser devueltos a su país de origen.
Sánchez prometió que la posición de su país en la cumbre de Bruselas "va a ser constructiva", y dijo que Madrid "va a poner especial énfasis" en "reforzar la cooperación bilateral con los países de origen y con los países de tránsito" de los migrantes, para regular los flujos de llegadas.
Actualmente, España es la tercera puerta de entrada de migrantes irregulares por vía marítima en la Unión Europea. La primera puerta de llegada sigue siendo Italia y la segunda Grecia, con un pequeño margen sobre España.
Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) relativos al mar Mediterráneo, en lo que va de año el número global de llegadas a la UE se ha reducido a la mitad en comparación con el mismo período de 2017.
Mientras que en Italia el flujo se ha reducido considerablemente, en cambio se ha triplicado en España, adonde 12.155 migrantes irregulares habían llegado entre el 1 de enero y el 20 de junio, según la OIM.
En el mismo período, un total de 292 migrantes murieron en su intento por alcanzar las costas españolas. El total en el Mediterráneo a 20 de junio era de 960 fallecidos, menos de la mitad que en el mismo período del año pasado (2.133).

COMENTARIOS