Pompeo regresa de Pyongyang con tres presos estadounidenses liberados
COREA DEL NORTE

Pompeo regresa de Pyongyang con tres presos estadounidenses liberados

“Estoy satisfecho de informar que el secretario de Estado, Mike Pompeo, está viajando y de regreso de Corea del Norte con los tres maravillosos señores que todo el mundo desea ver. Parecen estar en buenas condiciones”, afirmó Trump.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este miércoles que Corea del Norte ha liberado a los tres estadounidenses presos en el país, que viajan de regreso a EE. UU. en el avión del secretario de Estado, Mike Pompeo, acción interpretada como un gesto de buena voluntad por parte de Pyongyang.
“Estoy satisfecho de informar que el secretario de Estado, Mike Pompeo, está viajando y de regreso de Corea del Norte con los tres maravillosos señores que todo el mundo desea ver. Parecen estar en buenas condiciones”, afirmó Trump en su cuenta de Twitter.
El mandatario señaló que aterrizarían en la madrugada de hoy en la base aérea de Andrews, a las afueras de Washington, y que él estará allí “para saludarlos”. Los tres estadounidenses estaban acusados de espionaje o “actos hostiles” contra el régimen norcoreano y estaban retenidos como prisioneros de guerra.
Los tres presos son Kim Dong Chul, de 64 años; Kim Sang Duk, de 58, y Kim Hak Song, que ronda los 60, todos nacidos en Corea del Sur y que posteriormente adquirieron la nacionalidad estadounidense.
Pompeo viajó a Pyongyang para preparar el histórico encuentro entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un, que se espera se produzca en las próximas semanas en un lugar aún por precisar. En su mensaje en la red social, el presidente estadounidense agregó que el encuentro entre Pompeo y Kim fue “bueno” y remarcó que el lugar y la fecha ya se han definido.
Hasta ahora, la Casa Blanca ha dicho que la reunión entre Trump y Kim se producirá a finales de mayo o principios de junio y que se estaban barajando varios escenarios, entre los que figura Singapur y la frontera entre las dos Coreas, por la que Trump ha expresado su preferencia.
Pompeo estuvo en suelo norcoreano durante 13 horas. Eso incluyó una reunión de 90 minutos con Kim, su segunda reunión en poco más de un mes.
Mientras Pompeo se reunía con los principales líderes norcoreanos, incluido Kim Jong-un, funcionarios de bajo nivel de los dos países planeaban la logística básica para una reunión entre Kim y el presidente Donald Trump.
El estadounidense, que participó en esas conversaciones, dijo que las dos partes se reunirían una vez más para finalizar los detalles. Antes de ver a Kim, Pompeo se reunió dos veces con el jefe del departamento del Frente Unido del Norte, que supervisa relaciones con el Sur.

COMENTARIOS