Fuerzas policiales detuvieron a Alexéi Navalni y más de un millar de partidarios.
Fuerzas policiales detuvieron a Alexéi Navalni y más de un millar de partidarios.
MANIFESTACIÓN NO AUTORIZADA EN RUSIA

Detienen al líder opositor

El principal líder opositor ruso, Alexéi Navalni, y más de un millar de sus partidarios fueron detenidos ayer sábado durante una manifestación no autorizada en Moscú, a dos días de la investidura de Vladimir Putin para un cuarto mandato presidencial.
Navalni, quien no pudo presentarse a los comicios del pasado 18 de marzo debido a una condena judicial que él considera orquestada por el Kremlin, había llamado a una jornada de manifestaciones ayer sábado en todo el país.
En las presidenciales de marzo, Putin fue reelegido con más del 76% de los votos.
Ante su llamado, miles de manifestantes se concentraron en numerosas ciudades del país con los lemas "¡Rusia será libre!" y "¡Abajo el zar!".
Según la organización OVD-Info, un grupo independiente que monitorea las detenciones, al menos 1.029 partidarios de Navalni fueron arrestados por la policía a lo largo de la jornada, 574 de ellos en Moscú y al menos 164 en Cheliabinsk, en los Urales, entre otros.
"Las detenciones se llevaron a cabo de manera brutal", afirmó la organización. Al menos una persona fue hospitalizada y entre los detenidos hay numerosos adolescentes.
La policía utilizó brevemente gases lacrimógenos e hizo uso de la fuerza para intentar dispersar la manifestación en Moscú, donde se produjeron enfrentamientos entre partidarios de la oposición y militantes pro-Kremlin, según periodistas destacados en el lugar.
El propio Navalni fue arrestado poco después de llegar a la manifestación en la capital, ante los gritos de los manifestantes de "¡Vergüenza!" en ucraniano, en referencia a un célebre eslogan del levantamiento proeuropeo de Kiev en 2014.

COMENTARIOS