La fuerte violencia empañó la  protesta del 1 de mayo en París
INTERNACIONAL

La fuerte violencia empañó la protesta del 1 de mayo en París

La violencia de grupos de encapuchados empañó este martes la primera jornada del 1 de mayo de la presidencia de Emmanuel Macron. Las escenas de cristales rotos y enfrentamientos con la Policía en París deslucieron una manifestación en la que se evidenció la división de los sindicatos, y sus dificultades para lograr la llamada “convergencia de las luchas”: la unión de ferroviarios, funcionarios, estudiantes, jubilados y otros descontentos contra las reformas del presidente. Las múltiples protestas y huelgas en marcha desde hace semanas corren el riesgo de diluirse.

La marcha más multitudinaria en la capital, la de la CGT, acabó interrumpida por los actos de vandalismo de un millar de encapuchados. Destrozaron un restaurante de la cadena McDonald’s, un concesionario de automóviles, así como vehículos y mobiliario urbano. Las fuerzas del orden detuvieron a unos 200. Los incidentes bloquearon la manifestación, que había comenzado en la plaza de la Bastilla, e impidieron su llega al punto final, en la plaza de Italia. Fue un 1 de mayo particular, en la que los sindicatos y la Policía pronto se vieron desbordados. Pese al deseo de la CGT, la central más combativa contra las reformas, no hubo manifestación unitaria, algo que en realidad sólo ha ocurrido excepcionalmente, como en 2009, en plena crisis. Este año, con las huelgas y protestas en multitud de sectores desde hace semanas, y un malestar de fondo en amplios sectores de la sociedad con las políticas del presidente, podría haber sido distinto. No lo fue. La izquierda, como los sindicatos, tampoco es capaz de cerrar filas ante un jefe de Estado al que califican de “presidente de los ricos” y cuyas políticas consideran “neoliberales”. Esta semana se habrán celebrado dos protestas, una el lunes convocada por grupos de extrema izquierda, a la que acudieron unos centenares de personas, y otra el sábado próximo, organizada por La Francia Insumisa, el partido del ex socialista Jean-Luc Mélenchon. Ninguna fue unitaria.

COMENTARIOS