Miguel Díaz-Canel, nuevo Presidente de Cuba, promete “continuar la revolución”
SUCEDE A LOS CASTRO

Miguel Díaz-Canel, nuevo Presidente de Cuba, promete “continuar la revolución”

Dijo que “actualizará el modelo económico”. Recordado por ser un dirigente que andaba en short y bicicleta, ha sabido darse una imagen más fresca y moderna.

El nuevo presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, se comprometió a continuar tanto con la revolución de sus antecesores como con la actualización del modelo económico que inició Raúl Castro.
“El mandato dado por el pueblo a esta legislatura es dar continuidad a la revolución cubana en un momento histórico crucial, que estará marcado por todo lo que debemos avanzar en la actualización del modelo económico”, dijo Díaz-Canel en su primer discurso como gobernante ante la Asamblea Nacional.
Hasta ahora número dos del gobierno, Díaz-Canel Bermúdez recibió este jueves la decisión de la Asamblea Nacional de Cuba, que sometió a votación la propuesta para ungirlo como sucesor de los hermanos Fidel y Raúl Castro al frente del país.

“Prueba de habilidad”
Primer vicepresidente desde 2013, este ingeniero electrónico de cabello canoso y amante de Los Beatles, escaló discretamente en la línea de mando, respetando los caminos establecidos dentro del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único).
Raúl, de 86 años, lo trajo a su lado, le encargó representar al gobierno en visitas oficiales al extranjero y lo preparó para asumir el cargo más importante en la isla, mientras la prensa estatal le iba dando más espacio.
Recordado por ser un dirigente que andaba en short y bicicleta, ha sabido darse una imagen más fresca y moderna, abogando por el desarrollo de internet y de una prensa más crítica. Sin embargo ha sido severo contra los opositores o los diplomáticos propensos a criticar públicamente al gobierno.
A cargo de liderar una transición histórica en un primer mandato de cinco años, será el primer líder cubano nacido después de la revolución de 1959 y tendrá que forjar una legitimidad que fue natural en los Castro.
“Es difícil evaluar la capacidad de Díaz-Canel para ser presidente (...) viene del sistema pero es la rigidez del sistema el mayor obstáculo para avanzar con los cambios económicos y políticos necesarios. (...) Será una prueba de su habilidad política” consideró Michael Shifter, presidente del grupo de investigación Diálogo Interamericano, en Washington.
“Y puede encontrar resistencias”, añadió.

COMENTARIOS