En Barcelona hubo protestas e incidentes, con detenidos.
En Barcelona hubo protestas e incidentes, con detenidos.
GOLPE JUDICIAL

Cataluña sigue sin nuevo presidente

El Parlamento catalán suspendió ayer sábado la investidura de un nuevo presidente regional por el encarcelamiento del candidato independentista Jordi Turull tras un duro golpe judicial contra la cúpula separatista que sitúa Cataluña en un nuevo bloqueo político.
El viernes, el juez que instruye el intento de secesión de octubre inculpó a 25 líderes separatistas, 13 de ellos por rebelión, decretó cárcel preventiva para cinco, elevando a nueve el número de políticos presos, y emitió órdenes de captura contra seis independentistas en el extranjero.
Uno de ellos es el expresidente regional Carles Puigdemont, cesado del cargo por Madrid tras la fallida declaración de independencia del 27 de octubre, que se encontraba ayer sábado a punto de abandonar Finlandia de vuelta a Bélgica, donde reside actualmente.
La policía finlandesa recibió la orden de arresto y confirmó la activación el procedimiento de extradición, pero a media jornada no podía confirmar si el expresidente fugado se hallaba aún en el país.
Mientras, Barcelona fue escenario de fuertes protestas contra la decisión judicial que terminaron con 37 heridos, los diputados catalanes se reunían en el Parlamento para encontrarle sucesor. Pero su empeño quedó nuevamente frustrado por la justicia, que en las semanas anteriores había impedido la investidura de Puigdemont y del activista preso Jordi Sánchez.

COMENTARIOS