Un atentado terrorista en un supermercado francés terminó con cuatro muertos
YIHADISTA

Un atentado terrorista en un supermercado francés terminó con cuatro muertos

Un miembro del Isis, nacido en Marruecos, tomó rehenes y mató a tres personas antes de ser abatido por la Policía.

Había intercambiado a varios cautivos por un oficial, con el que se encontraba atrincherado en un establecimiento en Trèbes, hasta que un grupo comando ingresó al lugar y lo ultimó. El fiscal dijo que se identificó como seguidor del grupo terrorista y pidió por la liberación de Salah Abdeslam, cerebro de los ataques de noviembre de 2015 en París.
Una toma de rehenes tuvo en vilo al municipio de Trèbes, en la región de Languedoc-Rosellón, departamento de Aude, en el sur de Francia.
Una persona se atrincheró en un supermercado de la cadena Super U y fue luego rodeado por fuerzas de seguridad. Se reportaron al menos tres muertos y varios heridos, hasta que agentes ingresaron al lugar y abatieron al atacante.
El terrorista fue luego identificado como Redouane Lakdim. Tenía 25 años y había nacido en Marruecos en 1992, pero vivía en Carcassonne. El Estado Islámico reivindicó el atentado a través de un comunicado difundido por la agencia Amaq.
“Gran parte de los empleados y clientes del Super U lograron darse a la fuga”, había dicho a AFP una fuente de seguridad. En la parte final de la toma de rehenes, que duró cerca de tres horas, el terrorista intercambió a las personas que mantenía cautivas por un oficial de 45 años.
David Leyraud, delegado sindical de la Policía de Carcassonne, dijo que temía que el número de víctimas fatales aumente cuando se conozca el saldo final del ataque.
“Se escucharon muchos disparos en el interior del supermercado y se vio a varias personas tiradas en el suelo, inanimadas. Nos dirigimos hacia un balance muy pesado”.
El terrorista ingresó armado al supermercado a las 11.15 locales (10.15 GMT). Según algunos testigos, lo hizo al grito de “Allahu Akbar”. Inmediatamente después se escucharon los disparos.
Medios franceses sostienen que el secuestrador pidió por la liberación de Salah Abdeslam, considerado cerebro de los ataques terroristas de noviembre de 2015 en París. Es el único sobreviviente del atentado y se encuentra bajo arresto en la capital francesa.
Más temprano, en Carcassone, a unos ocho kilómetros de Trèbes, cuatro policías que hacían ejercicio al costado de una carretera fueron atacados desde un automóvil. Al menos uno de ellos resultó herido de un balazo y fue trasladado a un hospital. Ese mismo vehículo apareció después en el estacionamiento del Super U de Trèbes.
Si bien las autoridades francesas no confirmaron si hay un vínculo entre la toma de rehenes y el tiroteo, la principal hipótesis es que ambos fueron protagonizados por la misma persona.
El Ministerio de Interior se abstuvo de dar un balance oficial sobre las víctimas. La sección antiterrorista de la Fiscalía de París ya está en la zona para hacerse cargo de la investigación. El primer ministro, Edouard Philippe, también viajó al lugar para seguir de cerca los sucesos. “Es una situación seria (…) Toda la información que tenemos indica que se trata de un acto terrorista”, dijo.

COMENTARIOS