Revelan las pretensiones del líder coreano para su reunión con Trump
TENSIÓN

Revelan las pretensiones del líder coreano para su reunión con Trump

El encuentro podría realizarse en China o en Rusia. El vocero norcoreano afirmó que esta reunión lleva un año de preparación secreta.

Kim Jong-un no va a ir a Washington”, afirmó tajante Alejandro Cao de Benós. Este español es el “delegado especial de la República Popular de Corea” en Occidente. Funciona como vocero del régimen y, a tono con Pyongyang, es conocido por sus explosivas declaraciones.
Según reveló, en Corea del Norte la confirmación de la cumbre -prevista para mayo- era algo que esperaban: “Después del asunto nuclear, tarde o temprano debía haber algún tipo de negociación porque si no, íbamos a la guerra atómica; pero sí nos sorprendió la rapidez de la aceptación”. El vocero afirma que esta reunión lleva un año de preparación secreta.
El jueves se conoció que Kim Jong-un extendió a través de Corea del Sur la invitación a Donald Trump para participar de una reunión cara a cara. “Y él aceptó inmediatamente, lo cual es muy positivo”, agregó. Cuando Infobae lo consultó por las razones de esta invitación y le mencionó las declaraciones del vicepresidente de EEUU que dijo que era producto del “éxito del aislamiento” impulsado por Trump, Cao de Benós se enojó. “Eso es ridículo, Corea está aislada desde 1948 y desde entonces no han hecho otra cosa que aplicar sanciones y tratar de invadir el país. Lo que ha funcionado son nuestras armas nucleares, gracias a ellas no tienen más remedio que negociar”, aseguró.
El vocero afirmó que esta reunión lleva un año de preparación secreta. “No es algo nuevo, y el acercamiento con el sur ayudó”. Para él, el acercamiento entre las dos coreas “obliga a los EEUU a ser parte de la paz”. Cao de Benós reveló que el encuentro podría realizarse en China o en Rusia.
Pyongyang, avisa, llega con pretensiones claras al encuentro. Aunque se compromete a no realizar más prácticas de misiles balísticos y pruebas nucleares bajo tierra mientras duren las negociaciones, el régimen no admitirá una desnuclearización completa: “Nosotros probablemente aceptemos tener un arsenal nuclear limitado, que garantice nuestra independencia y seguridad; y podemos comprometernos a no desarrollar más armas futuras y a permitir algún tipo de control internacional”.
Cao de Benós insistió con que Kim Jong-un no viajará a territorio estadounidense y reveló que el encuentro podría realizarse en China o en Rusia y adelantó que exigirán más reuniones, “porque todo no puede resolverse de una vez”.

COMENTARIOS