Máxima tensión entre británicos y rusos por  ex espía envenenado
REINO UNIDO

Máxima tensión entre británicos y rusos por ex espía envenenado

Un agente nervioso que el gobierno británico no quiere identificar fue utilizado en el “deliberado ataque” al ex espía ruso Sergei Skripal y su hija Yulie, según informó la policía antiterrorista británica.
Ambos se encuentran en gravísimo estado junto a un policía que participó en su rescate en el centro comercial donde los encontraron el domingo en Salisbury. Los toxicólogos del laboratorio de Porton Down consiguieron identificarlo y se están aplicando antídotos a los tres afectados.
Sally Davies, la máxima autoridad de salud británica, envió un mensaje tranquilizador y explicó a la población que hay “muy bajo riesgo de contagio para la población”.
Gran Bretaña está tratando el caso Skripal como “un acto terrorista e intento de asesinato” probablemente ejecutado por un estado extranjero y hay progresos en la investigación. Se ha descartado la tesis radiactiva y la primera idea del agente nervioso fue sugerida por la ministra del Interior, Amber Rudd, a la salida del Comité de Emergencia del gobierno británico (Cobra).
El objetivo principal es encontrar las razones por las que el espía y su hija se encuentran en tan grave estado. Hasta ahora estaban tratando las consecuencias del ataque pero no las causas ni conocían los antídotos.

COMENTARIOS