La tregua no frena los bombardeos al enclave rebelde sirio de Ghouta
ATAQUES

La tregua no frena los bombardeos al enclave rebelde sirio de Ghouta

La situación humanitaria en Ghouta es dramática. Faltan alimentos, medicamentos y otros productos esenciales en la región.

El régimen sirio lanzó nuevos ataques contra el enclave rebelde de Ghouta, a pesar de la entrada en vigor de una tregua para permitir un corredor humanitario que alivie mínimamente la castigada región, bombardeada como nunca por las fuerzas del gobierno desde el comienzo de la guerra.
Al mismo tiempo los rebeldes lanzaron varios cohetes desde este enclave cercano a Damasco, donde la campaña de bombardeos del régimen de Bashar al-Assad, con ayuda de los rusos, ya dejó más de 560 muertos en diez días.
La ONU confirmó que “continúan los ataques”, lo que hace imposible el envío de ayuda. La jornada había comenzado con cierta normalidad antes de los nuevos ataques, y muchos civiles salieron de los sótanos donde estaban escondidos para inspeccionar el estado de sus casas y buscar comida.
Pero la tregua, que debería durar cinco horas al día, durante 30 días, fue quebrada repetidamente a lo largo de la primera jornada de puesta en práctica.
“Claramente la situación en el terreno no permite que las caravanas puedan pasar ni que se realicen evacuaciones de personas que necesitan tratamiento médico”, dijo el vocero de asuntos humanitarios de la ONU, Jens Laerke.
La situación humanitaria en Ghouta es dramática: faltan alimentos, medicamentos y otros productos esenciales en la región, donde unas 400.000 personas permanecen aisladas debido al asedio impuesto por el gobierno en 2013. “Falta de todo”, resumió un directivo de la Cruz Roja alemana.
Según la televisión estatal siria, el gobierno estableció corredores seguros para civiles, pero una organización humanitaria dijo bajo anonimato que no podía confirmarlo. Según los medios afines al gobierno, “grupos terroristas” lanzaron granadas contra uno de esos corredores.
El drama humanitario recuerda lo sucedido en la ciudad de Aleppo, otro lugar reducido a escombros a lo largo de la guerra, donde se crearon corredores humanitarios para que los civiles pudieran abandonar la zona de combate.

COMENTARIOS