La Justicia de Estados Unidos imputó  a rusos por injerencia en las elecciones
IRREGULARIDADES

La Justicia de Estados Unidos imputó a rusos por injerencia en las elecciones

Los acusados -13 rusos y 3 empresas- tenían “el objetivo estratégico de sembrar discordia en el sistema político” estadounidense.

El Departamento de Justicia de los EE. UU. inculpó a 13 ciudadanos y a tres entidades de Rusia por interferir en las elecciones presidenciales de 2016, unas actividades que habrían comenzado en 2014.
“Un gran jurado federal del Distrito de Columbia presentó una acusación formal contra 13 ciudadanos y tres entidades rusas acusadas de violar las leyes criminales para interferir en las elecciones de los EE. UU. y los procesos políticos”, señaló la Oficina del Fiscal Especial, Robert Mueller, encargado de investigar a la llamada trama rusa.
El texto de la imputación subrayó expresamente que los acusados tenían “el objetivo estratégico de sembrar discordia en el sistema político de los EE. UU., incluida las elecciones presidenciales de 2016”, y entre sus operaciones figuraron “el apoyo al entonces candidato (republicano) Donald Trump y denigrar a (la demócrata) Hillary Clinton”.
Asimismo, identificó a la “organización” detrás de estas operaciones como “Internet Research Agency LLC”, con sede en San Petersburgo, que calificó “como guerra informática contra los EE. UU. a través de identidades ficticias en redes sociales y otros medios de Internet”.
Hasta el momento, la investigación de Mueller sobre la trama rusa ha llevado al enjuiciamiento de cuatro personas relacionadas con Trump: su ex asesor de seguridad en la Casa Blanca Michael Flynn; su ex jefe de campaña Paul Manafort; su “número dos” en la campaña Rick Gates; y otro ex asesor, George Papadopoulos, que trabajó para el magnate durante las elecciones.
La reacción rusa
El gobierno ruso calificó de “absurdas” las acusaciones de Washington. “¿Trece personas intervinieron en las elecciones estadounidenses? ¿Trece, contra los presupuestos multimillonarios de las fuerzas especiales?”, escribió la portavoz de la cancillería rusa, Maria Zakharova, en Facebook.
Continuó: “¿Contra los servicios de espionaje y contraespionaje, contra las tecnologías más avanzadas? ¿Absurdo? Sí. Pero así es la realidad política estadounidense”, indicó Zakharova.
El empresario que encabeza la lista de los acusados, Yevgeny Prigozhin, también subestimó las acusaciones en declaraciones a la agencia de noticias estatal RIA Novosti. “Los estadounidenses son personas muy impresionables. Ven lo que quieren ver. Los respeto mucho. No estoy para nada molesto porque estoy en esta lista. Si quieren ver a un demonio, déjenlos”.

COMENTARIOS